Beneficios de comprar propiedades a través de créditos hipotecarios

En el momento de tener el deseo de adquirir una vivienda, la información es la clave a fin de evitar malas experiencias y obtener el patrimonio soñado. Comprar una casa tiene más ventajas que el alquiler. La principal razón es el hecho de lograr un techo seguro para tu familia que brinde la confianza y el derecho de disfrutar de vuestro propio espacio. Pero no solo eso, ésta adquisición tendrá beneficios económicos a largo plazo para ti y para tu familia.

¿Cuáles son las principales ventajas de adquirir una vivienda?

Generalmente, podemos pensar que adquirir una nueva propiedad puede tener consecuencias sobre nuestra economía familiar. Sin embargo, la falta de liquidez no debe ser un impedimento para adquirir una vivienda pues hay créditos hipotecarios con una tasa de interés anual fija. Además, estos créditos tienen financiamiento hasta el 95%, seguro de daños y muchos beneficios por pagos puntuales como los que otorga el Plan de Crédito Hipotecario de Scotiabank.

Inversión a largo plazo

Todos los bienes raíces representan una inversión a largo plazo y siempre otorgarán una seguridad financiera. A diferencia del alquiler, la adquisición de una vivienda te permitirá poseer patrimonio propio. De esta forma, con el paso de los años, podrás seguir disfrutando de la propiedad. ¡Sobre todo, cuando termines de pagar la hipoteca!

Además, debes tener en cuenta, que el inmueble no solo te servirá a ti. Tus hijos y nietos podrán heredar tus propiedades, y por lo tanto, disfrutar de tus inversiones.

También, en la mayoría de los créditos, la propiedad adquirida puede funcionar como garantía del mismo préstamo en caso de ser necesario.

Protección frente a adversidades

Dependiendo de la entidad financiera elegida, el patrimonio adquirido por un crédito hipotecario estará protegido ante adversidades causadas por terremotos, incendios o robos. Los bancos también pueden ofrecerte seguros de desempleo y de vida mientras el crédito está vigente para enfrentar momentos difíciles.

Revalorización del inmueble

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de decidirte por comprar o alquilar una casa es su revalorización. Con el paso de los años, los inmuebles se revalorizan. Es por eso que podrás vender tu casa por un precio más alto que al que la compraste. Incluso, con el dinero que consigas con la transacción, podrás terminar de pagar tu hipoteca.

Ahora que ya conoces las ventajas de adquirir un crédito hipotecario para comprar una propiedad será cuestión de elegir la institución financiera que otorgue las oportunidades esperadas y que más convengan a tu presupuesto.

Ser el dueño de tu hogar te da las siguientes ventajas directas: decorar y cambiar cualquier aspecto de su apariencia a tu gusto, incluso planificar una mejor distribución o ampliación; si has llevado bien tus finanzas y has sido puntual en los pagos de la hipoteca, esto se convierte en tu mejor carta financiera  para un mejor historial crediticio; y algo muy importante que logras es la independencia para tomar decisiones propias sin depender o esperar la autorización de los arrendadores.

Consecuencias de elegir mal un préstamo o crédito

Toda decisión tiene consecuencias, a veces pueden ser malas y otras veces buenas. Hoy veremos cuáles pueden ser esas consecuencias negativas de elegir mal un micro crédito, préstamo online‚ de pedir dinero a la institución incorrecta. Por ello, lo mejor es usar herramientas que están a disposición en internet, a fin de elegir la mejor opción.

Pagar de más

Si bien esta consecuencia no suena tan grave, si puede llegar a representar un duro golpe para el bolsillo pues elegir un micro préstamo, por ejemplo, con tasa de interés alta hará que el costo del dinero se eleve y por tanto el monto final a pagar.

Buró de crédito

Esta consecuencia y la anterior van de la mano pues muchas veces al elevarse nuestro monto de pago nos vemos imposibilitados para cubrirlo. El suspender los pagos de nuestro préstamo inmediato, u otra figura financiera, nos puede hacer ganar un boleto VIP al buró de crédito. Esto afectará la manera en como pidas dinero y te lo den en veces posteriores.

Malas experiencias

Elegir mal una institución financiera y sus servicios puede llevarnos a vivir una experiencia negativa.

Ya sea que nos mostremos descontentos con el personal, tasas de interés o servicio en general, una mala elección puede llevarnos a quedar con un mal sabor de boca haciendo que cambias la manera en cómo pides dinero y ves a las instituciones financieras.

Más y más deudas

En este punto no queremos hacer referencia a los dos primeros escenarios, más bien al destino final del dinero. Muchas veces haces planeaciones y cálculos para saber que hacer cuando llegue el depósito, elegir mal una institución puede afectar el monto final a recibir y por tanto el destino del dinero.

Tendremos que pedir más préstamos para cubrir el faltante; al final terminaremos con más deudas y quizás en el buró.

5 formas y creativas para ahorrar

Muchas personas nunca en su vida han hecho un plan de ahorro, e incluso el sólo hecho de escuchar la palabra ahorro puede ser sinónimo de asfixiarse, de que no te alcanza el dinero o incluso de estrés y terror. Afortunadamente existen formas fáciles, divertidas y creativas de ahorrar, formas como las que te contaremos a continuación.
  • Cambiar el alcohol por agua: Muchas veces comer en un restaurante puede ser muy costoso, además de que ahorrar en el precio de la comida puede ser difícil. Afortunadamente las bebidas nos dan un terreno para maniobrar, por ejemplo, puedes pedir agua natural que es más sana y barata que una copa de vino o cerveza.
  • Pagar deudas de más: Todos odiamos tener que pagar deudas por lo que pagar “de más” podría sonar ilógico. Aunque solo piensa, cuando tienes que pagar una deuda adecuas tus finanzas a ella, te adaptas. Puedes seguir “auto pagándote”, usando dicha cuota como un ahorro.
  • Juego de niños: Una forma muy recomendada de ahorrar es haciendo ver las cosas como un juego de niños. Por ejemplo, si pisas las rayas del suelo ahorra 5 pesos, si cometes una falta de ortografía 10 pesos, si no haces ejercicio o no vas al gimnasio 100 pesos.
  • Monedas y más monedas: Podríamos definirte este punto con tres palabras, guarda tus monedas, pues no hay mucha ciencia. Aunque sí podemos darle sabor, por ejemplo, guardando todas tus monedas de 10 pesos en un frasco de mayonesa o en un garrafón. Esto mismo puede aplicar con cualquier otra denominación.
  • Análisis y cosas de adultos: Si bien esto suena un poco aburrido, puede ser una buena forma de ahorrar. La fórmula es simple, cada mes hacer un presupuesto de gastos, así como evaluar tu situación financiera. En dicho presupuesto crea un rubro para ahorro y destínale un porcentaje de tus ingresos.

Lamentablemente en México la cultura del ahorro no está bien arraigada. Y es que con salarios bajos y por temas inherentes a nuestra cultura, ahorrar puede ser difícil. Aunque si te lo propones y sigues estos consejos podría resulta más que fácil.

Encontrar empleo en tiempos de crisis

De acuerdo con expertos, la crisis económica que se avecina para México podría dejar poco más de 1 millón de personas sin empleo. Si tú eres parte de los 700 mil que actualmente han tenido que dejar sus puestos de trabajo por el cierre de empresas o la reducción de plantillas, es mejor que sigas leyendo.

Consejos de expertos para buscar empleo mientras trabajas

  • Mantener tu empleo: Hoy en día, aunque no te guste mucho, mantener tu empleo debe ser la prioridad pues en tiempos de crisis quien tenga un empleo está bendecido. Como dijo Doarianne St Fleur (Asesora laboral): No debes ser el mejor, solo debes hacerlo lo suficientemente para que no te despidan.
  • Tiempo y estrategia: Buscar empleo mientras estás en tu empleo no es la mejor idea del mundo. Aquí debes crear estrategias como aprovechar tiempos libres, horas muertas o cuando sales del trabajo para buscar empleo y programar entrevistas un poco más informales mediante video llamada.
  • Eres más valioso empleado: Si crees que tu empleo está en riesgo, lo mejor es comenzar a buscar otro mientras trabajas. Y es que, de acuerdo con diversas firmas en recursos humanos, los reclutadores consideran más valiosas a aquellas personas que están trabajando frente a las que están desempleadas.
  • Búsqueda refinada: Además, debes de aprender a buscar usando los filtros adecuados como tus necesidades, experiencia, expectativas y gustos, aunque debes saber que el trabajo perfecto puede que no exista.

¿Y si no tengo un trabajo?

Según St Fleu, si te despidieron es momento de decirle chao bye al pasado, dejar de lamentarte y salir adelante. Debes de concentrar toda tu energía y fuerzas en buscar un empleo. Además, debes de abrir la mente pues si en tu campo no hay trabajo, quizás puedas considerar otras alternativas.

Los mejores créditos y préstamos rápidos en 2020

¿Necesitas dinero de forma rápida para por una urgencia o pagar alguna deuda pendiente? No te preocupes porque existen una gran cantidad de productos disponibles que te permiten disponer del dinero que necesitas en muy poco tiempo.

Por ello, aquí te presentamos cuáles son los mejores préstamos y créditos rápidos del mercado durante el año 2019. Podrás conocer cuáles son las características de cada producto para decidir cuál es el que más se adecue  tus necesidades. Después tendrás la posibilidad de acceder a sus correspondientes webs a través de los enlaces de cada marca y pedir información sin ningún compromiso.

Comparativa de los préstamos del mercado

¿Buscas financiación pero no sabes qué producto elegir? Aquí te presentamos una tabla comparativa con los mejores productos que puedes encontrar en la actualidad.

Cantidad Plazo de devolución Tipo ¿Acepta ASNEF? Enlace
Cashper 200 € – 2.000€ 7 – 30 días Crédito No Contratar ya
¡Qué Bueno! Hasta 5.000€ 7 – 30 días Préstamo personal Contratar ya
Moneyman 100 € – 1.200€ 5 días – 4 meses Préstamo personal No Contratar ya
Sol Crédito 100 € – 1.000 € 5 – 30 días Crédito Contratar ya
Creditea 500 € – 5.000€ 2 – 36 meses Línea de crédito No Contratar ya
Cetelem Hasta 60.000€ 8 años Préstamo personal No Contratar ya
Younited Credit Hasta 40.000€ 6 años Préstamo P2P No Contratar ya

Aquí te presentamos los diferentes préstamos y créditos que puedes utilizar. Si quieres información, haz click en el enlace que deseas para poder pedir más información sin ningún tipo de problema.

  • Cashper Minicréditos online : Expertos en minicréditos online. Puedes obtener 500 € en menos de una hora. Permite solicitarlo si estás inscrito en Asnef. No es necesario presentar avales o garantías extraordinarias. Sólo es necesario justificar un ingreso recurrente (se puede solicitar el préstamo siendo pensionista, autónomo o desempleado), tener más de 21 años y una cuenta bancaria en España.
  • ¡Qué Bueno!: Ofrece créditos rápidos desde 1 a 900 € en 10 minutos. Perfecto si necesitas dinero urgente para afrontar un pago.
  • MoneyMan: esta entidad ofrece préstamos personales con un máximo de 5.000€. Se puede devolver en un plazo máximo de 48 meses y no ofrece la posibilidad para personas que se encuentran en Asnef.
  • Sol Crédito: Obtén desde 100 hasta 1.000 € al instante. El primer crédito al 0% de interés. Micro préstamos sin aval, garantías, ni comisiones.
  • Creditea: es una línea de crédito de un total de 5.000€ y con un plazo de devolución de 36 meses. Para ello, es necesario no encontrarse en la lista Asnef para morosos.
  • Cetelem: ofrece préstamos de grandes cantidades de dinero. La cantidad máxima es de 60.000€ y posee un plazo de devolución máximo de 8 años. No se admiten solicitudes de personas en Asnef.
  • Younited Credit: préstamos de hasta 40.000€ que se pueden devolver fácilmente en 6 años. No se pueden solicitar si estás inscrito en Asnef.

¿Cómo comenzar a invertir mi dinero?

Dicen que la forma más inteligente de volverte rico y hacer dinero es invirtiendo. Y es que así, incluso dormido, estarás generando ingresos (algo que no pasa con un trabajo). Es por eso que hemos preparado esta breve guía que te ayudará a entrarle al mundo de las finanzas y la inversión.

Antes de la inversión

Muchos podrían pensar que el mundo financiero y de inversiones es solo para los ricos; están equivocas. Para poder entrar fácilmente primero debes conocer y hacer buenos hábitos financieros. Esto es posible haciendo 3 simples cosas: ahorrando, leyendo y con una tarjeta de crédito.

El ahorro te ayudará a formar disciplina y buenos hábitos financieros y personales. Leer te permitirá conocer todo lo que debes saber sobre esté mundo, así como te mantendrá a la vanguardia de las tendencias. Una tarjeta te volverá responsable y te mostrará cómo funciona el mundo de las finanzas, créditos, bancos, etc.

Durante la inversión

El mundo de las finanzas y la inversión es muy amplio, es por eso que recomendamos investigar cuál forma de invertir es para ti. Opciones hay muchas, desde hacerlo en la bolsa o en activos hasta invertir en ti mismo y pagar tus deudas.

Lo ideal es dejarse asesorar por un experto, uno que en verdad sepa lo que está haciendo y garantice el rendimiento de tu dinero. Hoy en día existen, además, una gran cantidad de entidades Fintech y empresas que hacen mucho más accesible el mundo de la inversión.

La importancia de la Post inversión

No basta con solo invertir, también debes saber administrar los frutos de tu trabajo, debes aprovechar bien tu inversión. Por ejemplo, si invertiste en tu educación, entonces puedes capitalizarla buscando un nuevo empleo. En cambio, si invertiste en productos financieros y generaste intereses, entonces puedes usarlos para reinvertir.

El secreto del éxito en la inversión, el mundo de los negocios y en general en la vida, está en aprovechar los beneficios generados para crear más. Es decir, no derroches todo el dinero ganado, mejor invierte una buena parte para generar más creando así un circulo virtuoso a tu favor.

¿Es posible conseguir una hipoteca sin entrada?

Suena muy bien, y la verdad es que a día de hoy conseguir una hipoteca sin entrada es casi un reto para algunas personas. Hoy, te vamos a comentar en qué consisten estas hipotecas y cómo podríamos hacernos con una de ellas.

¿Qué es una hipoteca sin entrada?

Una hipoteca sin entrada se trata de un producto financiero en el que la entidad bancaria financia el total del valor de la vivienda y de sus gastos de escrituración, tanto del préstamo como de la vivienda que se ha adquirido.

Sin duda alguna, es un producto bastante apetecible tanto para los clientes (que era accesible para aquellas personas que no tenían grandes ahorros), como para los bancos, que se aprovechaba de las personas que aceptaban tales condiciones. Era toda una ventaja para aquellos que querían acceder a una hipoteca y no sabían cómo y he aquí el problema: suponía un riesgo para aquellos perfiles que accedían y no tenían los requisitos de solvencia que podrían exigirse en un primer momento.

A día de hoy y tras la crisis hipotecaria, este producto es difícil de encontrarlo en el mercado de las entidades bancarias. En todo caso, se encuentran hipotecas sin entrada denominadas hipoteca 100, que se encarga de cubrir el valor de la vivienda pero no de los gastos ocasionados.

Para evitar tener riesgos con este producto, lo más normal es que lo evitemos contratando una hipoteca convencional y lo financiemos de esta forma. De otra forma, podremos acceder a la financiación pero sin contar con un colchón de ahorros en el que podamos respaldarnos. Todo depende de lo solventes que podamos llegar a ser y de si el banco está dispuesto a cedernos una hipoteca de ésta envergadura.

Claves para conseguir el 100% de la hipoteca

Debemos advertir de que, actualmente, y tras la crisis hipotecaria que hemos vivido recientemente un banco no está dispuesto a financiar el 100% del total de una hipoteca. En todo caso, financia hasta un máximo de un 80%. No obstante, conseguir una financiación del 100% no es tan difícil.

Toma nota, pues te vamos a presentar algunas claves para poder conseguir dicha financiación:

Disponer de un buen perfil financiero

Sin duda, lo que motiva o mueve a los bancos a conceder o no una hipoteca de tales dimensiones es de tener un buen perfil financiero. Hablamos de un buen perfil financiero cuando el usuario presenta un sueldo estable y alto y algunos detalles que aseguren que pueda absorber la financiación que quiere recibir del banco, sin que éste incurra en muchos riesgos. Entre otras de las características, encontramos tener un contrato fijo en la empresa (y si es con antigüedad laboral, mejor), no tener préstamos sin resolver, no tener impagos o cobrar una media de 2700 ó 3000 euros al mes.

Contar con el apoyo de un profesional

Algunos profesionales como los servicios que ofrecen los intermediarios financieros o los brókers inmobiliarios sirve de mucho cuando intentan negociar con los bancos dichas concesiones. Igualmente, para poder ser ayudados por sus servicios deberemos pagar una comisión que tiene un coste entre el 1 y el 5% (aproximadamente, pues cada intermediario querrá cobrar lo que quiera) del capital conseguido.

Pedir hipoteca para comprar piso de bancos

Muchas veces, algunas entidades de crédito están dispuestas a ofrecer unas condiciones de financiación más atractivas e incluso a cubrir el valor de la compraventa para que se adquieran este tipo de productos financieros. No obstante, las hipotecas para pisos de bancos son hipotecas 100 (las vistas anteriormente), por lo que habría que negociar con el banco la financiación.

Ofrecer más garantías

Ofrecer garantías es algo que el banco valora muy positivamente. Alguna de éstas garantías puede ser el hecho de tener otro inmueble en nuestras manos que ya tuviésemos o contar con un avalista (una persona que, en caso de que no podamos pagar nosotros, responda a nuestras deudas en nuestro lugar). Dichas opciones son un riesgo para nosotros, puesto que si no tenemos suerte y sale mal, posiblemente pongamos en juego lo que hemos dado como garantía.

Eso sí, si nos sale bien puede ser que el banco nos avale una gran cantidad o incluso el 100% de lo que necesitamos. También hay que tener en cuenta que sí hay que tener dinero en ahorros, pues los gastos de hipoteca y compraventa suele rondar el 10 y 15% del valor de vivienda.

 

Todo lo que debes saber sobre las pólizas de crédito

Para una empresa, las fuentes de financiación suponen una ventaja grande, si se gestiona de la manera correcta. Por ello, es necesario que tengamos en cuenta cuáles son las opciones posibles que podemos encontrar. Hoy, te vamos a hablar de una de ellas: las pólizas de créditos.

¿Qué son y cómo funcionan las pólizas de crédito?

Las pólizas de crédito son la cesión de derechos temporales para poder endeudarse hasta cierto límite que concede una entidad financiera. La persona a la que le es concedida la póliza deberá pagar intereses por las cantidades dispuestas, y no por el total del crédito. No obstante, es habitual que se cobren algunas comisiones por las cantidades no dispuestas.

Para entender cómo funcionan las pólizas de crédito, debemos saber que parten a través de una cuenta corriente asociada. Se nos cobrarán ciertas comisiones de apertura o, también, de estudio, que dependerán y variarán según la entidad financiera. La gran ventaja de este producto es que se puede usar como si se tratase de una cuenta corriente, por lo que es muy cómodo para particulares y empresas trastear con ella.

El uso de este tipo de productos es del corto plazo, con vencimientos entre 6 meses y 2 años. El pago de los intereses suele ser trimestral, aplicando interés pactado sobre el saldo medio deudor del periodo, y en algunos casos sobre el saldo acreedor.

Diferencia entre póliza de crédito y préstamo

Cuando se tiene un proyecto entre manos, se deberá valorar la envergadura del mismo y la persona que quiere llevarlo a cabo. La gran diferencia entre la póliza y el préstamo va a ser el uso que se le va a dar, o la inversión que va a cubrir dicho dinero.

Por un lado, los préstamos estará pensado para particulares que quieren adquirir un bien o servicio concreto, como viene siendo un coche, una casa o financiar unos estudios. En cambio, una póliza de crédito estará pensado para empresas que necesitan cierta cantidad de dinero por falta de liquidez, ya que necesita paliar los defectos que se producen entre cobros y pagos en sus cuentas.

¿Qué pasa si no puedo pagar una póliza de crédito?

Antes de cuestionarnos la pregunta del título, es importante que tengamos en cuenta que si hemos decidido abrir una póliza de crédito ha sido porque nos hemos visto capaces de afrontar los intereses y las cuotas que la entidad financiera se nos planteaba.

No obstante, las consecuencias que se derivarán del impago de las cuotas de una póliza de crédito no son buenas. Se recomienda, en la medida de lo posible, hacernos cargo de los impagos que se plantean cuanto antes mejor, para evitar mayores disgustos con el paso del tiempo.

En cualquier caso, desde que se es consciente de que existen impagos, la entidad financiera en cuestión reclamará unos intereses de demora, que serán más elevados que los intereses que se le cobraban inicialmente al particular. Adicionalmente, es posible que se le cobre también una comisión por reclamación de posiciones deudoras, coste derivado por avisarnos de que debemos mensualidades y que es emitida por la entidad.

Llegados a este punto y, tras a ver superado el segundo mes, tendremos que andar con cuidado, ya que la entidad habrá introducido nuestro nombre en ficheros como ASNEF que nos calificarán como morosos, hasta que paguemos lo que debemos. La buena noticia es que la entidad deberá hablar con nosotros y ofrecernos una forma de devolver el dinero de una forma amistosa.

 

Pedir un préstamo con ASNEF: ¿beneficio o desventaja?

Los préstamos con ASNEF ofrecen acceso a dinero líquido rápidamente para muchos usuarios que, aun estando registrados en el registro de morosos, son suficientemente solventes como para recibir y devolver un pequeño préstamo.

En este artículo, queremos hablar de sus principales puntos positivos y negativos. Si estás buscando uno, puedes encontrarlo en LoanScouter, un comparador financiero en el que obtendrás el préstamo que necesitas.

Qué supone estar en el registro de ASNEF

Cuando hablamos de ASNEF, nos referimos al fichero de la empresa Equifax en la que se recogen los datos de aquellas personas que están en situación de impago. Este fichero es consultado por los bancos o entidades financieras a la hora de solicitar financiación.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando estás en el fichero ASNEF? ¿Que ventajas y desventajas presentan estos préstamo? ¡Te lo contamos!

Desventajas de un préstamo con ASNEF

Los préstamos que se conceden a usuarios que están en un registro de morosos se consideran préstamos de consumo con riesgo alto y, dentro de esa característica, préstamos rápidos.

Al estar en el registro de ASNEF, muchas entidades consideran que es más probable que no devuelvas el préstamo que un usuario con tus mismas características que no estuviera en el registro. Es decir, pagas una prima de riesgo y esto hace que no sean baratos.

Otro de los asuntos más negativos de este tipo de financiamiento son los inconvenientes que se sufren cuando se comete un impago.

Por lo general, la entidad financiera aplica una comisión generosa solo por avisar al consumidor y, además, se suman los intereses de mora que a veces ascienden hasta un 1 % diario. Lógicamente, siempre mantienen las condiciones dentro de lo legal, pero las exprimen al máximo.

Por tanto, es un producto financiero que hay que manejar con responsabilidad, por lo que no es muy recomendable para compras que no son importantes.

Finalmente, el último inconveniente es que las cantidades que conceden suelen ser bastante bajas, inferiores a los 1000 €.

Estos son los beneficios de los préstamos con ASNEF

La principal ventaja es que aquellos usuarios que son solventes, pero están en ASNEF por cualquier circunstancia tienen la posibilidad de conseguir un dinero extra en caso de que surja alguna necesidad.

Otro punto fuerte importante es la velocidad con que responden a la solicitud. Cuando se necesita dinero, es importante saber si se va a poder disponer de él, y estas entidades dan la respuesta en pocos minutos.

Además, suelen ser productos bastantes transparentes. Muchos de ellos tienen simuladores que muestran de forma exacta la cantidad que habrá que devolver, desglosada en intereses y cantidad principal.

Tampoco se puede pasar por alto la comodidad de los trámites. Con la mayoría, se puede hacer todo por Internet sin tener que visitar ninguna oficina bancaria de ningún tipo. Esto se consigue gracias a que no piden un exceso de papeleo. La documentación necesaria es mínima y las comprobaciones de la situación financiera del solicitante es, en su mayoría, automática. Por tanto, no hacen preguntas indiscretas.

Como conclusión

Los préstamos con ASNEF son un producto específico pensado para situaciones de necesidad de liquidez urgente. No son muy recomendables para pagar caprichos, porque al ser a tan corto plazo y tener intereses tan altos, generalmente lo único que hacen es postergar el pago un mes y aumentarlo sensiblemente.

Por otro lado, son una posible solución para casos en los que se tiene que llamar a servicios de urgencia como cerrajeros, pagar facturas de salud urgentemente o incluso pagar una multa.

 

¿Cómo elegir la hipoteca más adecuada?

Comprar un inmueble es una inversión de mucho dinero y probablemente sea la mayor inversión que hagas. Pero ¡que no cunda el pánico! Si contratas una hipoteca, podrás adquirir la ayuda económica necesaria para obtener la vivienda o el local que desees. No obstante, debes tener en cuenta un gran número de aspectos para asegurarte de que esa hipoteca se adecúa a tus circunstancias. Una herramienta es hacerlo a través un comparador de hipotecas.

Antes de contratar una hipoteca, deberás reflexionar tanto sobre tu situación financiera como sobre las características de las diferentes hipotecas que se te pueden presentar. Solo así podrás elegir la opción más adecuada.

Requisitos y tu situación financiera

En primer lugar, tienes que comprobar que cumples con los requisitos necesarios. Entre estos requisitos se encuentra el tener entre 18 y 75 años. Asimismo, tendrás que presentar documentación, como el DNI, el NIF, la vida laboral, las últimas nóminas, la declaración de la renta, etc. Toda esta documentación servirá para que la entidad determine si eres o no un cliente de riesgo y cuáles serán las condiciones de tu hipoteca. De igual modo, la ayuda de este simulador de hipotecas online puede resultarte verdaderamente útil.

A continuación, te explicamos los conceptos que la entidad tendrá en cuenta a la hora de que accedas a una hipoteca:

Ingresos

Contar con una fuente estable de ingresos es algo prácticamente indispensable. Como consecuencia, es mucho más probable que obtengas una hipoteca si tienes un contrato laboral indefinido y no uno temporal. También cabe señalar que la cuota mensual de la hipoteca no debe superar el 40 o 50 % de tus ingresos mensuales. De esta manera, la entidad bancaria se cerciorará de que puedes cumplir con tus obligaciones.

Deudas

Como se ha mencionado anteriormente, la entidad prestamista espera que no tengas problema alguno para pagar la cuota. Por ello, a la hora de contratar una hipoteca es imprescindible no contar con deudas previas y/o impagos. En otras palabras, no podrás acceder a una hipoteca, por ejemplo, si te encuentras en el listado de morosos del ASNEF.

Dinero ahorrado

No se debe pedir a un banco más del 80 % de la tasación del inmueble. Esto significa que deberás tener ahorrado el 20 % del precio del mismo para poder hacer frente al pago.

Características de la hipoteca

Cada hipoteca tiene unas características y condiciones distintas. El dinero que debes pagar al banco, aparte del resto de gastos que conlleva un préstamo, dependerá del tipo de hipoteca que elijas.

Estos son los aspectos que debes tener en cuenta:

Tipo de interés

El tipo de interés es la proporción de la cantidad de dinero que se te ha prestado que debes pagar como retribución. Los intereses pueden ser fijos, variables o mixtos.

  • Fijos: este tipo de interés se mantiene constante durante toda la duración del préstamo, independientemente de la tasa de interés actual del mercado.
  • Variables: este tipo de interés está sometido a cambios en la tasa de interés, lo que significa una ventaja en las bajadas, pero un inconveniente en las subidas.
  • Mixtos: en este tipo de interés, la tasa es fija los primeros años y, posteriormente, es variable hasta su terminación.

Gastos y comisiones

Casi todos los contratos bancarios están sujetos a gastos y comisiones. Sin embargo, es posible negociarlos en algunos casos para mejorar las condiciones.

En definitiva, contratar una hipoteca es una decisión que debe tomarse con mucha cautela. Conocer bien tu situación financiera, además de las características de las diferentes hipotecas que se te ofrezcan, puede marcar la diferencia. No lo dudes: sé precavido. No dudes en utilizar un comparador de hipotecas, ¡seguro que no te equivocarás! ¿Y cómo es la casa de tus sueños?