¿Cómo administrar el dinero que obtengo?

¿Sabías que existe la posibilidad de ahorrar una gran cantidad de dinero cada mes, siempre y cuando sigas una serie de pasos básicos en la administración de tu dinero? En este post responderemos a tu pregunta principal: ¿cómo administrar el dinero que tengo? para que puedas cuidar tus finanzas al máximo, sin perder ni un solo centavo, con nuestras 7 recomendaciones claves para sacar un mayor provecho a tus ingresos y disminuir al máximo tus gastos.

Descubre cómo administrar el dinero

A continuación, te describimos los 7 puntos claves para que aprendas cómo administrar el dinero que tienes:

1. Organiza tu dinero con el calendario

El primer paso será organizar tus finanzas por medio del uso del calendario. Debes anotar las fechas más importantes en las cuales recibirás ingresos monetarios, o realizarás un gasto importante. Además, de ser posible, debes marcar aquellos días tentativos en los cuales obtendrás un ingreso de manera frecuente por cada mes, por ejemplo, el 15 de cada mes. Recuerda que los meses difieren entre sí, y las épocas como diciembre y enero, suelen ser meses donde los gastos son mayores en comparación con los ingresos, mientras que existen otros meses, en los cuales los gastos se minimizan y podría ser tu oportunidad para obtener una mayor cantidad de dinero.

2. Crea presupuestos a tu medida

Si quieres administrar correctamente tus ingresos, debes realizar presupuestos ajustados, es decir, debes evitar en lo posible hacer compras de más. También, debes procurar buscar ofertas y bajar el precio de tu presupuesto al momento de realizar gastos. Si un gasto implica un precio justo, hazlo, pero evita sobrepasar el monto de tu presupuesto, pues de no hacerlo, generarás una pérdida mayor. Otro factor que debes tomar en cuenta, es que al momento de estar ajustado en tus gastos, buscarás formas de administrar mejor tus finanzas y serás más creativo al hacerlo. Por último, podrías optar por buscar una mejor compañía de seguros, cambiar tus prendas de vestir por algunas que sean elegantes, pero al mismo tiempo un poco más económicas, y de esta forma equilibrarás mejor tus gastos.

3. Realiza una categorización de gastos

Una buena opción es crear una tabla para administrar tus gastos y poder definir una categoría en común para cada uno de ellos. De esta manera, resultará más sencillo ver cuáles son tus gastos importantes, y cuáles son los menos relevantes y que puedes ajustar mejor. Debes tomar en cuenta que todo debe ser registrado, en algunas ocasiones al sumar alguna actividad común que hagas diariamente, como por ejemplo, comprar un café, puede ser un gasto acumulativo y relativamente amplio a final de cada mes. En estos casos puntuales puedes optar por hacer el café por ti mismo y de esta forma ese gasto acumulativo creciente será reducido al máximo. Recuerda que los gastos más importantes son los que formen parte de tu salud y tu bienestar, los caprichos y gustos frecuentes pueden esperar si tu objetivo es generar mayores ingresos por un tiempo. A veces se deben hacer sacrificios para estar mejor, y no debes sentir temor por el cambio.

4. Haz una separación de tus cuentas

Las cuentas de ahorros suelen generar intereses a lo largo del mes, mientras que las corrientes no suelen hacerlo. Por ello, debes hacer una separación de tus cuentas, tratando de transferir tu dinero hacia la cuenta de ahorros, y solo extraer ciertos montos y pasarlos a la cuenta corriente a la hora de tener que realizar un gasto, y por consecuente, mantendrás siempre tu cuenta de ahorro con un volumen mayor. Además, las tarjetas de crédito se vuelven un vicio monetario, pues al no tener límites puedes gastar tantas veces como quieras, pero no es la idea, pues la pérdida será mayor si optas por usar tarjetas de crédito. Tu mejor opción es utilizar tus tarjetas de débito de tus cuentas corrientes, y depositar tus ingresos solo en las cuentas de ahorro.

5. Asegúrate de proteger tus dispositivos

Cuando hago referencia a proteger tus dispositivos es porque la mayor parte de tus transacciones comerciales se realizan a través de Internet, y necesitas contar con un antivirus que proteja correctamente tus cuentas bancarias al momento de acceder desde el navegador. Por otra parte, una buena práctica es el uso de VPN’s, que prácticamente consiste en una forma de “cambiar la IP” desde la cual estás accediendo para que de esta manera los hackers desconozcan tu ubicación al momento de realizar tus operaciones. Por otra parte, no solo se trata de usar VPN y un antivirus robusto, también debes procurar tener claves fuertes y difíciles de descifrar, por ejemplo “leoncito” no es para nada una clave segura para una cuenta bancaria.

6. Haz una revisión de tu dinero diariamente

Algunas veces cinco minutos de nuestro tiempo en nuestro día a día son suficientes para echar un vistazo rápido a nuestras cuentas bancarias, y de esta manera hacer seguimiento de nuestras finanzas. Es importante que realices este tipo de monitoreos porque en el tiempo de ahorro e inversión necesitas mantener tus finanzas totalmente seguras sin ningún tipo de anomalías. Además, en esos 5 minutos puedes pedir un balance de los movimientos del día para cada una de tus cuentas, y de esta manera cuentas con un respaldo de tus transacciones comerciales, y al poder exportarlas de manera digital, no tienes que preocuparte por gastos de impresión adicionales.

7. Evita los créditos que sean innecesarios

Una de las claves más importantes en estos pasos para aprender cómo administrar el dinero obtenido son los créditos. Los créditos en situaciones que lo ameriten son muy necesarios, pero en momentos específicos como el ahorro y la reducción de gastos suelen ser un arma de doble filo, pues para nadie es un secreto que los créditos vienen con intereses, y terminarás pagando más de la cuenta. Además, no siempre los créditos son necesarios, solo en situaciones especiales lo serán, y en estos casos debes evitarlos a toda costa. Con una buena distribución de tus gastos y tus ingresos ya no será necesario acudir a los créditos ni mucho menos a los préstamos bancarios, que requieren de una serie de consideraciones a tomar en cuenta para solicitarlos.

Y hasta aquí has obtenido las 7 claves para responder a la interrogante de cómo administrar el dinero que tienes en tu cuenta y empezar a obtener mayor cantidad de beneficios y generar una base monetaria mucho más sólida.

¡Hasta la próxima!

¿Cuáles son los tipos de financiación bancaria?

Cada día es más frecuente el uso de distintos tipos de financiación bancaria, una de las causas podría ser el aumento del número de emprendedores, debido a la necesidad de impulsar el desarrollo de negocios propios, debido a diferentes factores de la economía de los países.  Todos en algún momento soñamos con generar ingresos con nuestra actividad empresarial, lograr cierta libertad financiera y tranquilidad económica.

Hay diferentes situaciones que pueden llevar a querer solicitar alguno de esos tipos de financiación bancaria, ya sea para adquirir algún bien o servicio, iniciar una pequeña empresa, desarrollar la propia marca personal o refinanciar una de deuda ya existente a corto, medio o largo plazo.

Seguro que en algún momento has pensado en solicitar algún tipo de financiación bancaria, para que el dinero no sea un problema para emprender, pero desconoces los elementos que estos pueden implicar. En el siguiente post te hablaremos sobre los principales tipos de financiación bancaria y sus características.

¿Cuáles son los tipos de financiación bancaria?

Hay variedad de tipos de financiación bancaria. A continuación, te nombraremos varios de ellos y sus características principales.

Leasing o Arrendamiento Financiero

Se define como el contrato entre dos partes, en el que el arrendador está cediendo el derecho de uso del bien en un tiempo determinado y comprendido entre las dos partes. A nivel jurídico, el Leasing es considerado como un alquiler. Es tipo de contrato es uno de los más recurridos, esto se debe a que sus intereses no son tan elevados.

Póliza de crédito

Es usada para solventar desfases de liquidez, es decir, por la actividad del circulante a corto plazo. Cabe destacar que es uno de los tipos de financiación bancaria más estrictos en cuanto a sus requisitos. El procedimiento consiste en que, el Banco abre una cuenta con el principal de la financiación a tu nombre o de tu empresa para ser usada en los fines que fue solicitado.

De forma trimestral, se procede a la liquidación de intereses del capital dispuesto y las comisiones, entre ellas por la parte no dispuesta. A su vencimiento, habitualmente de un año, hay que renegociar las condiciones nuevamente con la Entidad Financiera.

El mayor problema que tienen los profesionales y dueños de pymes es que utilicen esa financiación a corto plazo, es decir, de un año, para financiar inversiones permanentes.

Renting

A diferencia del leasing, este no posee la opción de adquirir el activo con el pago de cuotas. Se trata básicamente del alquiler de algún activo por parte del Banco para ser usado para cubrir tu necesidad como autónomo o la de tu empresa. Resulta más costoso que los productos de financiación anteriores, ya que, se debe cubrir todo lo referente a seguros y mantenimiento, entre otros. Por ejemplo, el renting de coches o renting de servicios agrícolas, forestales, ganaderos y pesqueros y servicios contra incendios entre otros.

Descuento de efectos

Este tipo de financiación bancaria consiste en la utilización por parte de la empresa de documentos de cambio o garantía, tales como pagarés y letras de cambio. Es uno de los tipos de financiación bancaria más costosos, debido a que el Banco cobra intereses y comisiones mucho más elevados que en otros instrumentos de financiación.

Estos son algunos de los distintos tipos de financiación bancaria por los que podrías optar en caso de querer financiación para tu empresa o personal. Por otra parte, está el préstamo bancario, el cual es uno de los tipos de financiación bancaria más usados en medianas y pequeñas empresas.

¿Qué es el Préstamo bancario?

Es uno de los tipos de financiación bancaria que se caracteriza por ser generalmente a largo plazo, aunque también podría ser de mediano y corto plazo. Puede ser solicitado tanto por particulares como empresas o afines. Hay diversos tipos de préstamos, pero por lo general pueden ser, tanto hipotecarios como personales. Si los prestamos son con garantía personal, el plazo es de hasta cinco años. Si son con garantía hipotecaria, el plazo se amplía a más de cinco años (ocho o diez, o incluso hasta treinta años o más).

Este instrumento es muy usado por pequeños emprendedores para financiar su actividad económica, dinamizando las ventas y ganar dinero. La clave es que el coste de la financiación bancaria sea menor que la rentabilidad empresarial que se obtiene. Un empujón al principio que le permite al emprendedor, dar impulso a su negocio y en un período de tiempo corto comenzar a recibir ingresos.  Aunque, también es muy solicitado para solventar necesidades de otras índoles tanto empresariales como personales.

¿Cuáles son los tipos de préstamos bancarios?

Cuenta con diversas modalidades, todo dependiendo de la necesidad de tu empresa o el tipo de financiación que estás buscando. Hay distintos tipos de préstamo, pero estos son los más comunes.

Aquí te mencionamos los más usados.

  • Préstamos al consumo. Está entre los tipos de financiación bancaria a corto plazo, son usados generalmente para la adquisición de algún servicio o bien que perdurará en un tiempo medio, puede ser un vehículo, utensilio doméstico, entre otros.
  • Préstamos hipotecarios. Consiste en recibir recursos monetarios por parte del Banco dejando como garantía un inmueble o un bien de considerable valor. Los préstamos hipotecarios son los más usados en casi todo el mundo.
  • Préstamos personales. Son usados para cubrir necesidades de carácter ocasional, tales como eventos por matrimonio, adquisición de algún bien o servicio, vacaciones familiares, entre otros. Para acceder a esto se debe poseer un excelente historial financiero.

¿Cuáles son los tipos de financiación bancaria según su tiempo de vencimiento?

Esta clasificación depende del tiempo que sea designado para la cancelación de la financiación bancaria y estos se catalogan de la siguiente manera.

  • Corto plazo. Por lo general vencen en un año o menos.
  • Mediano plazo. Con un tiempo de vencimiento de aproximadamente entre un año y tres.
  • Largo plazo. Tiene una duración de más de 3 años.

Respecto a la financiación de tu empresa o de algo personal, existen como has visto, distintos tipos de financiación bancaria. Debes de analizar exactamente las necesidades, tipos de interés, tiempo, liquidez etc. de cada tipo de financiación. Así, verás cuál es que mejor se adapta a lo que necesitas. Considerando todos estos factores, tomarás la decisión más acertada y podrás lograr el éxito que deseas.

¿Vas a solicitar financiación bancaria?

La deuda mala es aquella que utilizas para comprar bienes y servicios que representan para ti disfrutar de ocio, diversión o vacaciones. Es el caso de la financiación por viajes, celebraciones familiares, compra de artículos para el hogar.

EL FONDO DE EMERGENCIA

En la vida hay muchos imprevistos que se escapan de nuestro control.  Los gastos que pueden surgir son infinitos y además aparecen la gran mayoría de las veces, en los momentos menos oportunos.

Por ello, una de las primeras tareas que debemos realizar en nuestro camino hacia planificación financiera, es comenzar un fondo de emergencia. Un fondo de emergencia no es más que una reserva de dinero a la que poder recurrir en caso de situaciones inesperadas.

Queramos o no en nuestras vidas pueden surgir numerosos acontecimientos que alteran nuestra economía, como una avería en el coche, alguna rotura de un electrodoméstico, un gasto médico, la pérdida temporal de trabajo, etc.

Por todo esto, y para que dichos imprevistos no alteren la correcta gestión de nuestro dinero y estemos más tranquilos con nuestra economía familiar es imprescindible contar con un fondo que nos salvaguarde de dichas situaciones.

¿Por qué un fondo de emergencia?

Los imprevistos ocurren la gran mayoría de las veces en el peor momento posible, y si no tenemos un fondo de dinero que cubre la totalidad o parte de estos gastos, lo normal es que tengamos que recurrir a opciones más costosas como puede ser:

1. Pedir un préstamo o pagar con tarjeta de crédito.

Endeudarnos aumentaría nuestros gastos fijos que generarían intereses por dicho endeudamiento, y nos podemos ver forzados a aceptar condiciones poco favorables a la hora de pedir la financiación en casos de necesidad.

2. Deshacernos anticipadamente de inversiones a más largo plazo, como pueden ser acciones, fondos de inversión o incluso depósitos.

Con ello puede ocurrir que las circunstancias del mercado no nos sean favorables y haya que vender con pérdidas en el caso de inversiones en fondos o acciones, y soportar una comisión por cancelación anticipada en el caso de depósitos.

Por todo ello, aunque no podemos evitar que nos surjan imprevistos, el tener un fondo de emergencia puede ayudar a paliar las situaciones anteriormente comentadas.

¿Cuánto hay que tener en el fondo de emergencia?

Dependerá de las necesidades personales de cada uno, como pueden ser los ingresos con los que disponemos mensuales, el número de personas que tenemos a nuestro cargo, los gastos mensuales que tenemos que afrontar, etc.

Por todo esto, antes de comenzar y saber cuánto dinero debería de tener nuestro fondo de emergencia, deberíamos coger papel y boli, y conocer los ingresos y gastos mensuales fijos que conforman nuestra economía. Y preguntarse, ¿qué cantidad de dinero ahorrado me daría cierta seguridad?

Para tener un buen fondo de emergencia, lo aconsejable sería contar con lo equivalente entre 6 y 12 meses de nuestros gastos mensuales fijos.  Lo suficiente para que en este intervalo de tiempo tengamos margen para crear un plan de actuación y solventar ese gasto imprevisto o situación económica irregular.

Esperamos que os haya servido nuestro artículo de economía familiar, os dejamos pensando en vuestros ingresos y gastos fijos. En próximas semanas en la web de Road to Market publicaremos la segunda parte, en la que veremos qué hacer con el fondo de emergencia y donde guardar dicho fondo, y así, podáis comenzar a crear el vuestro.

¿Eliges una divisa para invertir? Considera esto:

La pandemia del COVID-19 no solo ha provocado estragos económicos, sino que ha generado oportunidades para los inversores más osados.

Ante la creciente volatilidad de los mercados, las divisas se posicionan como uno de los activos más atractivos para invertir. 

En Forex (como se le conoce al mercado de divisas) las monedas se negocian en “pares”, tales como euro/dólar o libra/yen. Siempre que abres una operación, estarás comprando una de estas divisas mientras simultáneamente vendes la otra.

Si deseas aprovechar las oportunidades que brinda este mercado, te invitamos a conocer algunos factores para tener en cuenta.

Volumen de transacciones

Antes de elegir una moneda para tus operaciones financieras, es importante que prestes atención a su volumen de transacciones.

Las divisas con alta liquidez te brindan varias ventajas, incluyendo cotizaciones más estables (sin el fenómeno de slippage), menor volatilidad, comisiones más bajas, y una ejecución de transacciones más rápida.

En este mercado, los pares más líquidos son el EUR/USD (con el 28% de las transacciones), seguido del USD/JPY (13%) y el GBP/USD (11%).

Horario del mercado

El mercado Forex funciona las 24 horas durante 5 días de la semana gracias a que las monedas se tranzan en diferentes pisos de negociación alrededor del planeta. Cuando los horarios de estos pisos se reúnen, abarcan la totalidad de horas del día.

No obstante, eso significa que ciertas divisas pueden ser más activas durante horas específicas. Por ejemplo, los pares que incluyan al dólar pueden experimentar mayor volatilidad durante el horario de las bolsas estadounidenses.

Por lo tanto, antes de elegir una divisa, debes familiarizarte con los horarios de las principales bolsas de valores.

Una de las mejores franjas horarias para realizar operaciones es desde las 2:00 p.m. hasta las 6:00 p.m. (hora de Madrid), ya que se superponen los horarios de las bolsas de Estados Unidos y Londres.

Desde las 8:00 a.m. hasta las 10:00 a.m. puedes encontrar la superposición de las bolsas de Sídney y Tokio. Este espacio no es tan volátil como la franja explicada anteriormente, aunque puede brindar oportunidades interesantes.

Reseñas de brokers

Los brókers son las empresas que prestan el servicio de intermediación financiera en el mercado Forex. Si quieres invertir en divisas, es necesario que deposites dinero en una de estas empresas y utilices su plataforma de operaciones.

No obstante, no todos los brókers de Forex son iguales. Algunos cuentan con mejores software, mientras otros cobran menos comisiones. 

Por lo tanto, es importante que leas reseñas de brókers antes de comprometerte con cualquier inversión. Solo así sabrás las condiciones que ofrece la compañía de intermediación para tus operaciones.

Un buen bróker de Forex debe contar con una licencia de funcionamiento, una plataforma de trading estable y reconocida (como MetaTrader 4 o 5), métodos de depósito y retirada fáciles de usar en España, y comisiones bajas.

Por último, te recomendamos desconfiar de las ofertas sospechosamente generosas. En la industria de Forex aplica especialmente el refrán: «si parece demasiado bueno como para ser verdad, posiblemente así sea».

Finanzas fáciles: la revolución del dinero digital

La llegada del dinero digital supone una mejor gestión de la economía particular y familiar, pues permite controlar fácilmente todos los movimientos. La forma de entender las finanzas cambia drásticamente con la aparición de estos métodos.

Finanzas fáciles y libertad financiera, al menos, desde el punto de vista de la gestión y utilización del dinero en la economía doméstica. La revolución que supone el dinero digital beneficia a particulares y a empresas, siendo más cómodo de gestionar para los primeros y permitiendo ganar dinero a los segundos, aumentando sus beneficios.

La implantación del dinero digital es paulatina y no tiene vuelta atrás, puespermite ganar dinero a las empresas, al ser mucho más fácil para el cliente realizar la compra, por su procedimiento y, a su vez, ofrece seguridad en la transacción garantizada por las empresas que ofrecen estos servicios. Una combinación de factores decisiva para que el dinero digital acabe siendo una alternativa real al sistema de pagos tradicional.

Es un mercado nuevo en expansión con un objetivo común: facilitar los pagos a las personas, dando lugar a un incremento de los ingresos en las empresas. Es probable que en el futuro acabe uniformizándose el sistema con únicamente dos o tres medios de pago diferentes. Mientras tanto, las grandes empresas buscan hacerse con parte del mercado, ya sea con la creación de su propia aplicación, o con la compra de otra empresa que ya la tiene.

De hecho, está previsto que, en este 2016, Google se asocie o compre una empresa líder en este sector para competir con el otro gigante Amazon. Apple, por su parte, trabajará en la app Apple Pay para iOS.

Es importante también seguir la pista durante este año a las startups europeas que parece que saben cómo dar respuesta a esta demanda del mercado que en 2015 comenzó su fase de experimentación y acabará por consolidarse este año.

Como llevar las Cuentas Profesionales fácilmente

 ¿Tienes tus cuentas claras? ¿Conoces los gastos, los ingresos, los costos y beneficios de tu negocio?

La mayoría de los autónomos tienen dificultad para conocer sus cuentas reales, por lo que hacer una planificación financiera es una tarea imposible de realizar.

Sin datos reales y accesibles en tiempo real, manejar la economía de la empresa es algo que no les resulta fácil a muchos empresarios individuales. Sin embargo, no es algo complejo, se necesita una plantilla simple y la disciplina para seguir estos pasos:

  • Guarda con orden los gastos que se producen, que tienen su reflejo en las Facturas Recibidas.
  • Guarda los tikets de caja o pequeños gastos, que también son deducibles sin tienen relación directa con la explotación del negocio.
  • Guarda de forma ordenada los Albaranes que recibe por material retirado a cuenta, pendiente de facturación, porque la necesitaras al contrastar los datos que vengan posteriormente en la Factura Recibida a pagar.
  • Emite y guarda rigurosamente las Facturas Emitidas, que son el reflejo de las ventas realizadas.
  • Tienes que conservar asimismo todos los documentos que te haya generado una obligación de pago (nominas, seguros sociales, seguros de vida, seguros de coche, seguro de responsabilidad civil, contrato de alquiler, contratos de suministros tales como el teléfono, internet, agua, luz y otros similares)
  • Es importante que conserves los documentos contractuales con Entidades Financieras, Leasing, Factoring: cuentas y depósitos, tarjetas, cuentas de crédito, prestamos, planes de pensiones, inversiones.

Es muy fácil llevar el control de papeles y cuentas..

si te tomas un poco de tiempo a ordenar la documentación relativa a tu negocio o incluso personal, ya que a veces hay temas mezclados por la vinculación que requieren determinados Bancos o Cajas de Ahorro cuando conceden alguna financiación al autónomo.

Hay la tendencia, en el autónomo, a hacer todo por sí mismo, lo que sencillamente no es muy operativo. No puedes dominar todo tu solo. Lo que si te recomendamos que conozcas las cuentas y eso no se puede delegar, aunque tengas un gestor que te elabore los impuestos trimestrales a los que estás obligado.

Cuando ordenes tus facturas por fechas, será muy fácil hacer una suma de calculadora para realizar una cuenta de resultados mensual rápidamente. La cuenta de resultados se compone de los Ingresos por ventas de productos y servicios, fundamentalmente, y los Gastos por Compras y Consumos La diferencia es tu beneficio o perdida en el periodo analizado. Las inversiones se consideran aparte, porque están sujetas a lo que se llama amortización, o depreciación por el uso, el envejecimiento y la obsolescencia.

Para facilitarte la tarea, puedes descargarte una sencilla hoja Excell donde llevar tus cuentas con facilidad. Accede al documento adjunto y descárgatelo en tu ordenador.  contabilidad-2017

Esperamos te sea útil. Si es así, deja un comentario.

Dinero feliz

Gran parte de las creencias que se instalan en nosotros sobre el dinero, como en multitud de otros temas, comienzan a calar desde la infancia a través de nuestros padres y entorno social.

Aquello que oigamos en casa acerca del dinero, si es bueno o malo, si nos hace mejores o peores personas, si somos ricos o pobres, se asocia en nuestra mente e impregna nuestro bagaje emocional.

Más adelante, todas estas creencias influirán en nuestra relación con el dinero, a menos que pongamos plena consciencia en identificarlas si no estamos obteniendo los resultados esperados en nuestra vida.Actualmente ya no se nos escapa que lo que creemos, creamos. De la misma manera, una relación saludable con el dinero nos abre una perspectiva sana de riqueza y abundancia.Mucho podríamos decir sobre este tema, pero propongo centrarnos en dos ideas básicas.

Dinero feliz

Poco a poco va calando cada vez más la idea de dinero feliz, asociada a escenarios de abundancia y riqueza frente a conceptos de escasez y pobreza. ¿Qué viene a decir este concepto?

Si entendemos el dinero como un ente independiente y autónomo con vida propia y le atribuimos carga emocional, le cedemos un gran poder sobre nosotros, nuestra vida y nuestras relaciones.

Sabemos, sin ninguna duda y es importante que esto nos quede muy claro, que el dinero es algo neutro, no un ser vivo, es un instrumento y una creación humana de intercambio entre las personas. No tiene nada que ver con lo que cada cual opina de él, con su mala prensa, sino que cada uno de nosotros es responsable de la manera de conseguirlo y del uso que hace de él.

Dinero feliz es aquel dinero que invierto en lo que me gusta y en lo que no me gusta tanto, cambiando el significado que le doy. Si pago una multa, invierto en aprendizaje. Si pago una factura de gas, invierto en comodidad. Si pago mi casa, invierto en patrimonio, etc. Y nunca, nunca, pago algo con odio, rencor, ira, menosprecio o cualquier otra emoción negativa. Aunque me cueste encontrarla, procuraré buscar la parte positiva asociada al acto de pagar algo y si no la encuentro, me la invento para ese caso concreto. Sí, me la invento.

Por ejemplo: si pierdo mi asignación semanal en un despiste, lo asociaré a “invertir en el aprendizaje de ser más cuidadoso en adelante”. No me hará ninguna gracia, estaré incluso enfadado, pero al hacer este ejercicio, observaremos que la sensación de “aprender a ser más cuidadoso en adelante y así no me volverá a pasar más” nos quita parte del enfado. También podemos pensar que alguien con alguna necesidad lo encontrará y así invertimos en mejorar su bienestar, etc. Se trata de cambiar el concepto de pagos por inversiones, rebajando y mejorando la carga emocional.

Por supuesto, si invierto en ocio, en proyectos que me ilusionan, en mi familia, en mis aficiones, en mis amigos, en viajar, etc. se sobreentiende que la sensación siempre es positiva, aunque hay personas cuya avaricia y tacañería les lleva siempre a sentir disgusto ante cualquier desembolso, incluso, y a veces, sobre todo, cuando invierten en sí mismos, pero esto es prácticamente un comportamiento disfuncional fuera del tema de hoy.

Por otro lado, el dinero que percibo por mi actividad profesional o la asignación que me dan en casa mis padres o el resto de mi familia, también tiene para mí el mismo halo de dinero feliz, dinero merecido, agradecido, bien recibido, dinero dado con cariño, para invertir en montones de cosas siempre agradables.

Creo que ya es hora de quitarle el sambenito al dinero, una forma de energía para mí, y hacernos responsables y conscientes del uso que cada uno de nosotros hacemos de él.

Tra-bajo o tra-alto (Por obligación, por disfrute)

El segundo concepto es un simple juego de palabras inventado con un profundo significado para mí.

Se trata de la perspectiva desde la que realizo mi actividad profesional, incluyo también las tareas que pueden realizar nuestros niños y jóvenes en el entorno familiar por las que reciben alguna recompensa dineraria. Desde el trabajo o desde el traalto, es decir, desde la obligación, la necesidad y la imposición o desde el disfrute, la creatividad y el deleite.

Desde una vibración baja o desde una vibración alta. Desde el conocimiento dirigido o desde los dones y el talento innatos.

Esto no quiere decir que no me esfuerce, que no sea perseverante o que no tenga implicación, justo todo lo contrario, si mi actividad deriva de los dones, no trabajo, sólo tra-alto y transmuto lo que hago porque el origen lo es todo y cambia radicalmente el enfoque y la energía que pongo en ello.

Averiguar cuáles son los dones de los niños involucra tanto a padres como a educadores y sirve como recomendación para grandes y pequeños. Dejemos de verlos como aficiones o como sueños colocándolos dentro de sus/nuestras vidas en el centro de su/nuestra actividad profesional o laboral.

Dejemos de bloquearlos, etiquetarlos y ningunearlos con las limitaciones de la mente y de proponer a nuestros hijos carreras convencionales si ellos no las adoptan y reconocen como suyas. Cada uno sabe con certeza qué hace realmente bien y de adultos podemos llegar incluso a olvidarlo si no lo fomentamos a lo largo de nuestra vida.

La nueva economía está pidiendo a gritos personas implicadas, auto motivadas, creativas, genuinas y felices que hacen lo que les apasiona y además lo realizan con facilidad y exquisitez, cada vez hay más gente que así lo entiende y así lo practica.Cada vez hay más profesionales que son verdaderos genios y artistas en lo que hacen porque dejaron de trabajar y sólo tra-altan.

Un dato para terminar. Algunas de las profesiones más demandadas y mejor remuneradas hoy día no existían hace apenas una década. Dejemos pues abierta la puerta al talento, la creatividad y la apertura de espíritu, motivando y observando, nuestros niños nos irán diciendo en qué destacan y para lo que son únicos.

No perdamos la ocasión para inculcar a nuestros niños creencias positivas sobre el dinero, la abundancia, la riqueza y la prosperidad.

Animémosles a desarrollar sus talentos, aquello en lo que destacan con naturalidad. Promovamos su buena asociación emocional con todos estos conceptos y facilitemos su futuro personal y profesional, inculcando valores y conocimientos, como en todos los aspectos de la vida y también en éste.

Conoce cómo cambiar de Banco, para tu beneficio

¿Por qué las personas siguen cautivas con un Banco, a pesar de que les cobren comisiones constantes y no les den mayores prestaciones? ¿Verdaderamente, cuesta mucho cambiar de Banco?

 Hace algunos años, nuestros padres y abuelos tenían sus cuentas y sus ahorros en el banco de confianza. El de siempre. Sin embargo, ahora el panorama es muy distinto y existen todo tipo de ventajas, promociones, cuentas libres de comisiones y regalos que ofrecen los bancos destinados a atraer nuevos clientes. Porque, al contrario de lo que pueda parecer, cambiar de banco es sencillo, seguro y totalmente gratis.

Has perdido la confianza en tu banco de toda la vida, has visto una promoción que te ofrece una mayor rentabilidad y además te da una televisión de regalo… las causas para querer cambiar de banco son muy dispares, pero si no lo has hecho finalmente, es porque no has querido.

El cambio de banco es un derecho del consumidor que refuerza la competencia entre los bancos. De hecho, la Asociación Española de Bancos (AEB) aprobó -junto a todos los bancos- el protocolo aprobado por la industria bancaria europea sobre el traslado de cuentas en el que se comprometían a que fuera un procedimiento gratuito, rápido y seguro para el cliente. De esta forma, los bancos implicados se pondrán en contacto entre sí -y con el propio cliente- con el objetivo de intercambiar toda la información relativa a los recibos y domiciliaciones de dicho cliente.

Como puedes ver, es un proceso que no debería demorarse en el tiempo. Eso sí, te recomendamos encarecidamente que te informes en profundidad acerca de todas las condiciones que te ofrece la nueva entidad o si implica una determinada permanencia o contrataciones asociadas (tarjetas, seguros, etcétera), porque en muchas ocasiones estas promociones “gancho” solo tienen validez los primeros meses y no podrás beneficiarte de estas a medio/largo plazo.

Por lo tanto, una vez conozcas las condiciones, comisiones y los intereses que conllevan cada una de las ofertas, elige aquella que mayor beneficio general te aporte y léete el contrato con detenimiento. Una vez te decidas, y como hemos mencionado anteriormente, la nueva entidad se encargará de asesorarte y/o realizar los trámites necesarios en un plazo de siete días.

Ya me he cambiado de banco, entonces ¿cancelo inmediatamente la cuenta vieja cuando tenga la nueva operativa?

No. O por lo menos los expertos recomiendan no hacerlo, puesto que hay recibos que vienen con menor frecuencia (seguros o impuestos municipales) que pueden no haberse notificado. Sin embargo, una vez hayas traspasado la totalidad de los recibos, y no tengas intención de usar la anterior cuenta, lo mejor es cancelarla -al igual que las tarjetas- y no simplemente dejarla con saldo 0. Porque se puede dar el caso de dejar la cuenta sin fondos pensando que está cancelada y, con el tiempo, encontrarte descubiertos de más de 100 euros por el cobro de comisiones -de mantenimiento, normalmente-.

Por último, el comparador financiero y de mini créditos WannaCash.es recomienda prestar especial atención a la nómina exigida, a la permanencia, a la vinculación y a los límites de retribución, así como tener en cuenta factores como la cercanía de la sucursal, los servicios de la banca online disponibles y el número de cajeros operativos cerca de tu domicilio o trabajo, puesto que son aspectos que valorar para decantarte finalmente por una u otra opción.

Sobre todo, valora lo que recibes a cambio de la vinculación que les das. Valora si otras entidades no te cobran comisiones sin que tengas hacer nada especial, solo la molestia de cambiar domiciliaciones, que ya hay entidades que se encargan ellas mismas de hacer ese trámite.

¿Cambiar de Banco? Claramente si, se te beneficias económicamente y en prestaciones.

¿Cómo funciona una reunificación de deudas?

La hipoteca, el préstamo del coche, la tarjeta de crédito… llegar a fin de mes en ocasiones puede resultar más costoso de lo normal, más aún cuando la situación socio económica del país no acompaña. Sin embargo, en los últimos años ha aflorado una solución práctica para afrontar este problema y consiste en reunificar toda tu deuda.

 En primer lugar, ¿qué significa llevar a cabo la reunificación de tu deuda? Básicamente consiste en agrupar todos los préstamos -correspondan o no al mismo banco o cuenten con diferentes tipos de interés- en uno solo, que normalmente es hipotecario, al ofrecer intereses más bajos.

 De esta manera, al integrar todas las cuotas en una sola de un préstamo hipotecario, la cantidad a devolver cada mes es bastante menor por el hecho de alargar el plazo de devolución, por lo que tienes que tener en cuenta que acabarás pagando más intereses y la cantidad a devolver será mayor.

Sin duda, podríamos decir que es una opción interesante para aquellas personas con varios créditos abiertos, que cuenten con uno o varios préstamos de interés alto o, también, que han contratado préstamos personales o créditos rápidos. De hecho, por norma general, este producto financiero es atractivo y útil para dos tipos de familia: por una parte, aquella familia que tiene que hacer frente a una hipoteca y a otros tipos de préstamos de consumo o tarjetas de crédito y prefiere unificar todos estos gastos en una única cuota; y, por otro lado, aquella familia que ha visto que sus ingresos se han ido reduciendo paulatinamente mientras los gastos se mantenían, viéndose en una situación difícil de afrontar.

Para formalizar la reunificación de la deuda es muy sencillo: cancelas todos los créditos existentes y contratas uno nuevo, equivalente a la cantidad de los préstamos cancelados y con un plazo de devolución más amplio. Todo ello simultaneamente despues de firmar los documentos correspondientes ante Notario y hacer las anotaciones en el Registro de la Propiedad de la afectación de la deuda a tus bienes.

¿Que desventajas tiene la reunificación de deudas? 

Si bien es cierto que pagarás menos cada mes, debes ser consciente de que al inicio de este proceso tienes que hacer frente a diferentes gastos como son la tasación de la vivienda, los gastos derivados de cancelar la anterior hipoteca y los otros préstamos activos -si fuera el caso-, la comisión de apertura -varía entre el 1 y el 2% del importe total-, el impuesto de actos jurídicos documentados -0,5% del total-, así como los gastos de gestión y del notario.

La reunificación de deudas, una solución para ganar tiempo 

 En definitiva, según indica el comparador financiero y de mini créditos online WannaCash.es la reunificación de deudas puede ser una solución, pero solo si se trata de una emergencia y no puedas afrontar la deuda a corto plazo, puesto que unificar créditos puede aliviarte de tener “el agua al cuello” pero, como hemos mencionado, a la larga acabarás pagando más intereses y comisiones.

Conoce los beneficios de la Ley para Autónomos

Para impulsar el trabajo por cuenta propia, el gobierno aprobó el Real Decreto Ley 4/2013 de medidas de apoyo al emprendedor. Desde entonces dicho decreto ha venido sufriendo variaciones e introduciendo nuevas medidas, como en 2015, cuando se introdujo la famosa ‘tarifa plana’. Hace tan solo unos meses, el Congreso aprobó por unanimidad la nueva Ley de Medidas Urgentes al Trabajo Autónomo, que contempla una serie de cambios que serán efectivos a partir de 2018.

Pero, ¿qué es la tarifa plana?

A día de hoy es una reducción temporal de la cuota de Seguridad Social que tienen que pagar los nuevos autónomos cuando se dan de alta. Es decir, que en lugar de pagar los 267 euros/mes que constituyen la cuota mensual mínima en 2017, los nuevos autónomos: pagan tan solo 50 euros durante los seis primeros meses; en los seis meses siguientes se realiza una reducción del 50% sobre la cuota mínima (en torno a los 130 euros/mes); y, finalmente, otros seis meses en los que pagan el 30% de la cuota (alrededor de 190 euros/mes).

Pues bien, a partir del año 2018, el primer tramo pasará a ser de un año, es decir, los autónomos pagarán 50 euros/mes durante los primeros doce meses de actividad. Mientras que el resto de periodos y bonificaciones se mantienen igual: seis meses más al 50% de la cuota y otros seis al 30%. En total, 24 meses de ayuda (seis meses más que los que se disfrutan actualmente).

Por otro lado, el segundo gran cambio tiene relación con el tiempo que tiene que pasar desde que te puedas beneficiar de nuevo de la tarifa plana como autónomo: actualmente tienen que pasar 5 años desde la última fecha en la que se estuvo dado de alta, pero a partir de 2018 se podrá optar de nuevo a la tarifa plana si han pasado 2 años desde que se dejó de ser autónomo.

Resumen de medidas para fomentar el emprendimiento

Dicha Ley, además, cuenta con otra veintena de medidas dirigidas a compatibilizar la vida laboral y familiar del autónomo y, en cierta medida, a fomentar el emprendimiento. El comparador financiero y de préstamos rápidos WannaCash.es ha sintetizado algunas de las más destacadas:

– Los autónomos podrán cambiar hasta cuatro veces al año su base de cotización para adecuarla mejor a sus ingresos.

– Las altas y bajas serán efectivas desde el mismo día y, por lo tanto, los autónomos solo pagarán por los días que hayan ejercido su actividad. Es decir, si el alta se produce el día 27 de un mes, tan solo tendrá que pagar a partir de dicho día, no el mes completo. De igual forma ocurre con las bajas.

– Los autónomos podrán compatibilizar el 100% de la pensión con un trabajo por cuenta propia, siempre que cuente con -al menos- un empleado.

– Se reducen a la mitad los recargos de la Seguridad Social en caso de retraso en el pago de la cuota: del 20% actual al 10% en el primer mes.

– Los trabajadores autónomos podrán desgravar el 30% de los gastos de luz, agua y teléfono cuando trabajen desde casa.

– Se reconoce el accidente ‘in-itinere’ en los autónomos, es decir, el accidente que el trabajador sufre en los desplazamientos de su domicilio al centro de trabajo, y a la inversa.

– Tarifa plana para aquellas mujeres que se reincorporen al trabajo tras la maternidad y exención del pago del 100% de la cuota durante un año para aquellos autónomos con menores o discapacitados a su cargo.

Puede que te interese este articulo:

Como llevar bien las cuentas profesionales