¿Qué es una hipoteca sin entrada?

La hipoteca sin entrada hace referencia a un producto financiero ofrecido por una entidad bancaria que permite el financiamiento del valor total de la vivienda y de los gastos que conciernen al proceso de legalización y escritura, tanto a nivel del préstamo personal como de la vivienda que será obtenida por medio del mismo.

Este tipo de hipotecas se destaca por ser un producto muy tentativo para los clientes naturales (que suelen estar limitados a la adquisición de las viviendas ya que no cuentan con el dinero en su totalidad), así como también, para los bancos (que obtienen una serie de ganancias en base a las condiciones en las que establecen el préstamo).

Sin embargo, las hipotecas siempre fueron un problema durante su surgimiento debido a que los clientes no solían cubrir los gastos totales de la misma, y se generaba un mayor cantidad de intereses, que con el tiempo generaba mayor cantidad de saldo deudor, y por ello propusieron un nuevo producto: las hipotecas sin entrada que también son conocidas como hipotecas 100, las cuales se encargan de cubrir el valor total de la vivienda, sin incluir los gastos que resulten a partir de la escritura y la legalización.

Conseguir el pago total de la hipoteca sin entrada

La mayor parte de las instituciones financieras están dispuestas a cubrir el 80% del valor de la hipoteca, para evitar los inconvenientes por resignaciones, devoluciones, o pagos adicionales por reparación, etc.

Sin embargo, es posible conseguir un financiamiento del 100% de la hipoteca siempre y cuando cuentes con los siguientes elementos:

Contar con un buen perfil financiero

Si tienes un buen perfil financiero, tu imagen será mejor vista por las entidades bancarias, o cualquier otro tipo de institución financiera. Ya que un buen perfil financiero, y un expediente libre de calificaciones como “pago impuntual” o “deudor moroso”, dará un visto bueno a tu posición como receptor de hipotecas. Además, tu situación financiera, como un sueldo estable, y una serie de ingresos externos podrían ser motivos para cubrir el 100% de financiamiento de la hipoteca.

Además, los bancos suelen revisar si eres un trabajador que cuenta con un contrato laboral extenso (de 6 meses a 1 año), y que cubra el tiempo de la hipoteca. Como una referencia, puedes tomar en cuenta que una media de 2500 a 3000 dólares de ingresos mensuales son una medida factible para que seas tomado en cuenta con respecto al financiamiento.

Buscar el apoyo de un profesional

Si quieres optar por una hipoteca sin entrada sin ayuda de un profesional y solo con las indicaciones bancarias, no será buena idea. Debes tomar en cuenta que aunque existen bancos que son muy serios con respecto a los acuerdos por parte del cliente. Sin embargo, si se nota en gran escala tu inexperiencia, podrías ser un blanco fácil de imponer condiciones que no sean una ventaja para ti, más bien, representen una mala experiencia durante el proceso de obtención de la hipoteca.

Nuestro mejor consejo es que busques intermediarios financieros que tengan experiencia en el sector de las hipotecas, como pueden ser los llamados brókers inmobiliarios. Ya que ellos pueden ser el mejor medio de negociación con tu entidad bancaria, sin generar pérdidas para tu bolsillo.

Solicitar hipoteca sin entrada para pisos de bancos

Sin lugar a dudas, una ventaja que suele cubrir el 100% del financiamiento son las hipotecas para pisos de bancos, que son consideradas hipotecas sin entrada que te permiten realizar negociaciones con el banco para comenzar con la financiación de las mismas. Además, las condiciones suelen ser atractivas y pueden ser una ventaja para ti.

La oferta de mayor cantidad de garantías

Si algo valora mucho el banco es la oferta de gran cantidad de garantías. Mientras más garantías sean ofrecidas, el banco se presenta más amistoso durante el proceso de adquisición de la hipoteca.

Sin embargo, debes ser cuidadoso, porque las garantías suelen ser armas de doble filo, y estamos expuestos a perder nuestros inmuebles si todo sale mal. Siempre debes procurar ofrecer garantías que no representen un riesgo fatal para tu futuro.

Espero que este post haya sido de utilidad para que comiences a solicitar tu hipoteca sin entrada sin tomar decisiones erradas, y siguiendo los mejores consejos.

Leave a Comment