Claves para elegir la mejor hipoteca

Tener un hogar es uno de los mayores deseos que tienen las personas a lo largo de su vida. No obstante, como se convierte en una necesidad muy abundante y el espacio en el territorio es reducido, los precios de las casas son elevados.

Ahí empiezan los problemas, ya que las personas no suelen tener suficiente dinero para poder hacer frente al gasto que supone adquirir una casa, por lo que es necesario acudan a una hipoteca. Cuando se habla de préstamo, es importante que revisemos entre todas las entidades cuál es el que más nos conviene según nuestras necesidades.

Si no tenemos claro cuáles son los puntos claves, te aconsejamos sigas leyendo para conocerlos y poder ayudarte a elegir una u otra hipoteca.

¿Cómo escoger una hipoteca?

Para elegir una hipoteca correctamente has de tener en cuenta principalmente estos puntos fundamentales.

El tipo de interés

De hecho, lo normal es que no se quede en negativo siempre, lo que condicione el precio mensual de las hipotecas si este se ve modificado. Puede tomar valores superiores, incrementándose porcentualmente y, por ende, aumentando gradualmente las cuotas mensuales. Por ello, es importante revisar antes de escoger una hipoteca u otra, si es conveniente establecer nuestro préstamo a través de este indicador.

Ante la duda, algunos bancos permiten las hipotecas de tipo fijo, lo que permite a los usuarios que adquieran un préstamo establecer un tipo de interés fijo que se sitúe en valores normales del Euribor. De esta forma, cuando sube o baje el indicador no se verán modificadas las cuotas (aunque si baja y queremos beneficiarnos, no podremos hacerlo, ya que es un tanto por ciento fijo).

¿Cuántas cuotas vas a pagar?

A la hora de elegir una hipoteca u otra es importante que se tengan en cuenta el número de cuotas que vamos a pagar. Obviamente, cuantas más cuotas paguemos, más intereses nos cobrarán, por lo que será necesario que revisemos y tengamos en cuenta esto a la hora de escoger una hipoteca u otra.

Decimos esto porque, si buscamos pagar muy poco cada mes, el número de cuotas mensuales aumentan, junto a los intereses, convirtiéndose en algo que nos va a acompañar toda la vida, y eso no lo queremos.

Poniendo un ejemplo, tengamos en cuenta una casa de valor 150 000 €, con su respectiva hipoteca y un EURIBOR de 0’99%. Tenemos:

  • Para hipoteca a 20 años: cuota de 678’12 euros/mes, se pagará por la casa 162 748 €
  • Para hipoteca a 30 años: cuota de 470’42 euros/mes, se pagará por la casa 169 351 €
  • Para hipoteca a 40 años: cuota de 366’93 euros/mes, se pagará por la casa 176 126 €

Y esto sucede a niveles de Euribor del 0’99%, si llegamos a considerar un 3% que puede alcanzar, lo que pagamos por la casa en cuotas a 20 años puede suponer casi 200 000 €… Por ello, recomendamos pensar detenidamente las opciones que nos muestran los bancos y valorar cuál es la que más nos conviene, y replantearnos el interés de tipo fijo.

Cuidado con los extras

Al contratar una hipoteca, aceptamos un contrato donde se estipulan diferentes extras que debemos tener en cuenta a la hora de formalizar dicho contrato. Si cabe la posibilidad, deberíamos negociar con el banco las comisiones que se nos cobrarán y por qué razones. Las más tediosas son las de apertura y las de desistimiento parcial o total.

Además, por pedir una hipoteca con ellos nos tendrán en la obligación de domiciliar la nómina, seguros de vida y hogar y demás… Eso sí, deberemos evitar que nos cuelen algún plan de pensión o fondo de inversión, ya que eso sí que elevaría bastante la hipoteca en ese banco.

¿Cómo ganar dinero en vacaciones?

Las vacaciones de verano representan para muchos un problema económico, pues los gastos suelen ser elevados y el disfrute es relativamente corto. Incluso, se suele asociar las vacaciones como uno de los gastos más grandes del año, como lo son las temporadas de agosto y diciembre. Sin embargo, esto no siempre es así, existen ciertos consejos que puedes seguir para pasar unas buena temporada y descubrir cómo ganar dinero en vacaciones.

Presupuesto para ganar dinero en vacaciones

Aunque muchos toman vacaciones sin establecer un presupuesto y se organizan a medida que transcurra la temporada vacacional, este tipo de “organización” genera una mayor cantidad de pérdida a nivel de finanzas, pues al no tener un plan establecido de dónde comer, dónde comprar, dónde dormir, estarás tomando decisiones inmediatas sin establecer cuál sería la mejor opción, tanto para ti como para tus seres queridos (en caso que te acompañen). En cambio, con un presupuesto bien definido, existe una mejor distribución de tu dinero y puedes hacer tus gastos sin correr el riesgo de perder de más o pagar por algo que realmente no valga la pena.

Ahora bien, si tenemos el presupuesto establecido con un tope máximo, sabremos que a partir de ese tope no tenemos por qué realizar más gastos, y nos disciplinamos a gastar en exactamente lo necesario y no derrochar el dinero que tenemos, lo cual representa una forma de ganar dinero en vacaciones. Incluso, es importante incluir en ese presupuesto dos elementos de vital importancia, el transporte y el alojamiento.

Lo ideal en un viaje de vacaciones es pasar un tiempo de des-conexión y relajo de la ardua rutina laboral; por ello, debemos procurar encontrar una buena opción de alojamiento que no represente una incomodidad para nosotros, y al mismo tiempo, buscar los mejores medios de transporte para movilizarnos en el lugar donde estaremos.

Una excelente opción es buscar todas las alternativas de alojamiento y transporte y observar cuál es la mejor opción para nosotros. También, debemos establecer un plan B en el caso que el plan A falle, por ejemplo, determinar cuál sería la siguiente opción de alojamiento o transporte si la primera no está disponible.

Ahora bien, una vez que se cuentan con las opciones de movilización y hospedaje cubiertas, se puede proceder a realizar la reserva con anticipación, al menos en lo que respecta al alojamiento, ya que a medida que se acerca la temporada alta (vacaciones) los precios incrementarán notablemente, y la mejor opción es pagar con anticipo tu reservación.

Si bien, podrías hacer lo mismo para la comida, ya que existen restaurantes que te permiten realizar reservas un par de meses atrás, eso sí, debes ser una persona puntual, y administrar correctamente tu tiempo, ya que, si nunca llegas al lugar, perderás esa cena o almuerzo especial.

Con respecto a los hoteles, debo mencionar que esta no siempre es la mejor opción, ya que los gastos suelen ser altos, mientras que existen otras alternativas como alquiler de habitaciones a las cuales puedes acceder a través de portales como AirBnb, que te ofrecen una lista de posibles lugares en los cuales podrías realizar tu reserva.

Además, no hay necesidad de pagar por un costoso hotel, si en realidad solo pasarás un par de días o semanas en el lugar, y es muy probable que realices más movilizaciones a otras ciudades más lejanas (en el caso que estés visitando un país en específico). Por ello, los hoteles son la última opción a tomar en cuenta a la hora de buscar un alojamiento.

También, debes tomar en cuenta que el mayor gasto en tu presupuesto lo llevará el hospedaje, por ello, es crucial que selecciones la mejor opción sin abusar de tu presupuesto y tomando en cuenta las consideraciones y reputaciones que tiene el lugar.

La alimentación también es importante. En los lugares turísticos los comercios gastronómicos y restaurantes suelen ser costosos, mientras que los productos en los establecimientos de comida como los supermercados suelen tener un costo inferior. Por ello, muchas familias tienden a preparar su propia comida dependiendo de las condiciones que les ofrezca el lugar de alojamiento.

Aunque suene exagerado, preparar los alimentos por nuestra propia cuenta son otra forma de ganar dinero en vacaciones, pues estaremos preparando la comida a nuestro gusto, sin vernos limitados a un plato gourmet costoso, que no siempre tendrá un buen sabor, y que suele dejarnos insatisfechos.

Ahora bien, no es correcto pensar que estaremos encerrados en el hospedaje preparando comida, todo lo contrario, la idea de las vacaciones es disfrutar, y si tu presupuesto es muy ajustado, tendrás que dividir una parte en gastos de alimentación en restaurantes y otra que será cubierta por tu propia cuenta, es decir, tendrás que preparar por ti mismo la comida (pero no está mal). Todo esto dependerá mucho de tu presupuesto y las opciones disponibles que tengas.

Descuentos para ganar dinero en vacaciones

Por último, no puedes dejar pasar por desapercibido la opción de los descuentos y las promociones que realizan muchos comercios durante las épocas vacacionales, o en las fechas previas a la temporada. Usualmente te ofrecen promociones para ser pagadas con anticipación, y las mismas podrían ser una oportunidad para ganar dinero en vacaciones, ahorrando al máximo tu presupuesto, y generando un retorno de inversión al momento de regresar de tu viaje, pues será un dinero destinado a tu cuenta de ahorros, y, dependiendo de la administración que le des, podría ser una buena suma para tu cuenta.

¿Qué es una hipoteca sin entrada?

La hipoteca sin entrada hace referencia a un producto financiero ofrecido por una entidad bancaria que permite el financiamiento del valor total de la vivienda y de los gastos que conciernen al proceso de legalización y escritura, tanto a nivel del préstamo personal como de la vivienda que será obtenida por medio del mismo.

Este tipo de hipotecas se destaca por ser un producto muy tentativo para los clientes naturales (que suelen estar limitados a la adquisición de las viviendas ya que no cuentan con el dinero en su totalidad), así como también, para los bancos (que obtienen una serie de ganancias en base a las condiciones en las que establecen el préstamo).

Sin embargo, las hipotecas siempre fueron un problema durante su surgimiento debido a que los clientes no solían cubrir los gastos totales de la misma, y se generaba un mayor cantidad de intereses, que con el tiempo generaba mayor cantidad de saldo deudor, y por ello propusieron un nuevo producto: las hipotecas sin entrada que también son conocidas como hipotecas 100, las cuales se encargan de cubrir el valor total de la vivienda, sin incluir los gastos que resulten a partir de la escritura y la legalización.

Conseguir el pago total de la hipoteca sin entrada

La mayor parte de las instituciones financieras están dispuestas a cubrir el 80% del valor de la hipoteca, para evitar los inconvenientes por resignaciones, devoluciones, o pagos adicionales por reparación, etc.

Sin embargo, es posible conseguir un financiamiento del 100% de la hipoteca siempre y cuando cuentes con los siguientes elementos:

Contar con un buen perfil financiero

Si tienes un buen perfil financiero, tu imagen será mejor vista por las entidades bancarias, o cualquier otro tipo de institución financiera. Ya que un buen perfil financiero, y un expediente libre de calificaciones como “pago impuntual” o “deudor moroso”, dará un visto bueno a tu posición como receptor de hipotecas. Además, tu situación financiera, como un sueldo estable, y una serie de ingresos externos podrían ser motivos para cubrir el 100% de financiamiento de la hipoteca.

Además, los bancos suelen revisar si eres un trabajador que cuenta con un contrato laboral extenso (de 6 meses a 1 año), y que cubra el tiempo de la hipoteca. Como una referencia, puedes tomar en cuenta que una media de 2500 a 3000 dólares de ingresos mensuales son una medida factible para que seas tomado en cuenta con respecto al financiamiento.

Buscar el apoyo de un profesional

Si quieres optar por una hipoteca sin entrada sin ayuda de un profesional y solo con las indicaciones bancarias, no será buena idea. Debes tomar en cuenta que aunque existen bancos que son muy serios con respecto a los acuerdos por parte del cliente. Sin embargo, si se nota en gran escala tu inexperiencia, podrías ser un blanco fácil de imponer condiciones que no sean una ventaja para ti, más bien, representen una mala experiencia durante el proceso de obtención de la hipoteca.

Nuestro mejor consejo es que busques intermediarios financieros que tengan experiencia en el sector de las hipotecas, como pueden ser los llamados brókers inmobiliarios. Ya que ellos pueden ser el mejor medio de negociación con tu entidad bancaria, sin generar pérdidas para tu bolsillo.

Solicitar hipoteca sin entrada para pisos de bancos

Sin lugar a dudas, una ventaja que suele cubrir el 100% del financiamiento son las hipotecas para pisos de bancos, que son consideradas hipotecas sin entrada que te permiten realizar negociaciones con el banco para comenzar con la financiación de las mismas. Además, las condiciones suelen ser atractivas y pueden ser una ventaja para ti.

La oferta de mayor cantidad de garantías

Si algo valora mucho el banco es la oferta de gran cantidad de garantías. Mientras más garantías sean ofrecidas, el banco se presenta más amistoso durante el proceso de adquisición de la hipoteca.

Sin embargo, debes ser cuidadoso, porque las garantías suelen ser armas de doble filo, y estamos expuestos a perder nuestros inmuebles si todo sale mal. Siempre debes procurar ofrecer garantías que no representen un riesgo fatal para tu futuro.

Espero que este post haya sido de utilidad para que comiences a solicitar tu hipoteca sin entrada sin tomar decisiones erradas, y siguiendo los mejores consejos.

Las pólizas de crédito y su utilidad

Toda empresa necesita contar con una o más fuentes de financiación, ya que las mismas representan una enorme ventaja a nivel de finanzas si se gestionar de una forma adecuada. Esta es la razón por la cual las empresas optan por utilizar una fuente de financiación completamente confiable y que le permita generar inversiones a futuro, estamos hablando de las populares pólizas de crédito. En esta ocasión te hablaré un poco acerca de qué son las pólizas de crédito y por qué son tan importantes para tu negocio.

¿Qué son las pólizas de crédito y cómo funcionan?

Las pólizas de crédito son la cesión de derechos temporales que le permite endeudarse hasta alcanzar un cierto límite, y el cual es concedido por medio de una entidad financiera. En palabras más simples, las pólizas de crédito son otorgadas por una entidad financiera a un individuo, y éste deberá pagar un cierto porcentaje de intereses para poder hacer uso de la misma. Puedes verlo como un préstamo monetario que te permite generar una deuda máxima (depende del límite establecido por la entidad), y puedes hacer uso de ese dinero (si no cuentas con el mismo), e ir pagando en fracciones hasta cubrir el monto que te fue suministrado, ciertas condiciones aplican (algunas entidades cobra comisiones y recargos adicionales).

Las pólizas de crédito se realizan a través de alguna cuenta corriente que tengas asociada. Para la apertura de la póliza existen ciertos gastos adicionales, como lo son el pago de comisiones por apertura, por uso, y que van atados a las condiciones que coloque la entidad que otorga la póliza.

Sin embargo, aunque se ve como una pérdida, en realidad es una ganancia, pues podrás utilizar el producto como si fuese una cuenta corriente personal y tendrás el dinero disponible sin depender de la liberación o la transacción por medio de un intermediario.

Claro está que el uso de las pólizas de crédito son limitados, es decir, tenemos entre 6 meses y 2 años para hacer uso de las mismas; y, en líneas generales, los pagos concernientes a los intereses suelen ser realizados en modalidad trimestral con algunas condiciones adicionales.

Diferencia entre la póliza de crédito y el préstamo

La principal diferencia que podemos destacar entre la póliza de crédito y el préstamo es el uso para el cual va a ser concedido, o, en su defecto, la inversión que será cubierta por medio del dinero que será otorgado a través de la entidad.

Los préstamos personales están enfocados para personas particulares que necesitan adquirir un bien o algún servicio en específico, como por ejemplo, un automóvil, una casa, o mejorar sus estudios profesionales por medio de cursos y post-grados.

Por otra parte, las pólizas de créditos están más orientadas hacia las empresas que comúnmente hacen uso de las mismas por falta de liquidez para sus empleados debido a un desequilibrio entre los cobros y los pagos de las cuentas de la empresa.

Consecuencias de no pagar una póliza de crédito

Debemos tomar en cuenta que si has optado por solicitar una póliza de crédito es porque tienes las condiciones necesarias para cubrir todos los pagos que serán establecidos en los plazos descritos por la entidad. Es decir, somos capaces de cubrir con dichos intereses y pagar las cuotas planteadas por la institución financiera.

Aún así, existen ciertos momentos en los cuales estaremos comprometidos a cubrir otros gastos (pudiera ser debido a una emergencia), y por ende no tenemos forma de pagar a tiempo la póliza de crédito que nos fue asignada, esto podría pasarle a cualquiera.

En estos casos, estaremos comprometidos a pagar mayores intereses (dependiendo de las condiciones establecidas por la entidad) que son conocidos como intereses de demora, y suelen ser bastante elevados en comparación con los que se cobraban inicialmente.

Además, algunas entidades podrían establecer pagos adicionales como comisiones de reclamación por deudores, que básicamente será un monto adicional a la suma de nuevos intereses generados por no pagar a tiempo la póliza.

Por último, la entidad tiene la libertad de generar un expediente y declararnos como clientes deudores, lo cual dañaría nuestra reputación y podría cerrarnos a la posibilidad de adquirir futuras pólizas de crédito o préstamos en el país. No obstante, por medio de la comunicación, se puede establecer un acuerdo entre ambas partes donde el cliente pueda realizar los pagos que quedaban pendientes y devolver el dinero, para así, no obtener un castigo por parte de la institución financiera y estar libres de manchas en nuestro expediente.

Solicitar préstamos con ASNEF

Los préstamos con ASNEF son una solución que te ofrece acceso a dinero de manera inmediata, y al mismo tiempo, es ideal para cualquier tipo de usuario, desde nuevos clientes hasta morosos (siempre y cuando sus solvencias estén en las condiciones óptimas como para que sea posible la devolución absoluta del préstamo).

En esta oportunidad queremos hablar un poco acerca de las ventajas y desventajas de los préstamos con ASNEF, para que así, puedas tener un punto de vista personal y puedas tomar una decisión entre solicitar y no solicitar el préstamo.

¿Qué es el registro de ASNEF?

Cuando hacemos referencia a ASNEF, nos referimos a La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), quienes cuentan con un fichero donde se registran los cumplimientos e incumplimientos de pagos de todos aquellos clientes que han solicitado préstamos, y cualquier otro tipo de operación financiera que involucre créditos o pólizas de crédito.

Por lo general, este fichero es consultado por las entidades bancarias para determinar si el cliente es moroso, o puntual con respecto a sus pagos, y si vale o no la pena de admitirlo en el proceso de préstamos.

Si has solicitado alguna vez un préstamo o crédito, sin lugar a dudas formarás parte de este fichero, que conllevará a tener una serie de ventajas y desventajas que pronto te explicaremos.

Desventajas de préstamos con ASNEF

Los préstamos con ASNEF que son concedidos para usuarios que están designados como morosos son préstamos considerados como consumo de alto riesgo, los cuales forman parte de los préstamos rápidos.

Una vez que te encuentras en el registro de ASNEF, algunas entidades podrían suponer que es muy probable que seas un cliente que no devuelva el préstamo, en comparación con cualquier otro cliente que no forme parte del registro. Y al ser considerado un cliente de alto riesgo, deberás realizar el pago de una prima por concepto de riesgo, por lo cual, gastarás más.

Otra de las desventajas que debes considerar son las consecuencias por la impuntualidad de los pagos. En líneas generales, las entidades aplican comisiones relativamente altas para el consumidor, y, al mismo tiempo, añaden intereses de mora, que puede llegar incluso a 1% del registro diario. Claro está, que las condiciones legales siempre se mantendrán, el único cambio serán las nuevas comisiones y los porcentajes de mora.

Por lo tanto, los préstamos con ASNEF deben ser manejados con cautela y suma responsabilidad, y siempre es aconsejable que sean utilizados para casos puntuales y específicos como compras básicas, y que no excedan un presupuesto realista. Por ejemplo, un préstamo con ASNEF para la obtención de un coche no sería adecuado, en cambio, para comprar útiles escolares, o una serie de teléfonos, o algunas herramientas imprescindibles para tu trabajo, sí podría ser factible (al menos para los morosos).

Y, como última desventaja, tenemos la cantidad que es permitida a la hora de realizar el préstamo, la cual es inferior a 1000 euros.

Beneficios de los préstamos con ASNEF

Las ventajas por lo general se aplican para los usuarios que se encuentran solventes y pueden realizar el pago del préstamo de forma puntual y segura. Uno de estos beneficios es que el ASNEF te permitirá obtener un dinero extra si el caso lo aplica.

Por otra parte, los préstamos con ASNEF no solo son rápidos, también las solicitudes de información y cualquier otra petición son respondidas de una forma muy rápida, casi instantánea, en cuestión de minutos por así decirlo.

Por otra parte, tenemos la correcta gestión de tus futuras transacciones. ASNEF se caracteriza por ofrecerte un informe detallado de la fecha de tus próximos pagos, las tasas de intereses a utilizar, y toda la información necesaria estará siempre desglosada en cada uno de sus informes.

Por último, tenemos la comodidad con la que es realizada la solicitud y los trámites de la misma. No es necesario hacer viajes incansables de un punto a otro, todas tus solicitudes las puedes realizar desde la comodidad de tu hogar con el simple uso del Internet. Además, los requerimientos suelen ser mínimos y no exigen una gran cantidad de papeleo. Sin contar con que no existen preguntas incómodas para el cliente, y suelen ser admisibles gran parte de las solicitudes de los clientes.

¿Por qué solicitar un préstamo con ASNEF?

Un préstamo con ASNEF es una solución que te ayudará a solventar situaciones específicas en las cuales requieras una liquidez urgente de dinero. Si quieres pagar algún capricho, no son para nada aconsejables; por el contrario, si quieres comprar artículos de primera necesidad que puedas pagar en la brevedad posible sin generar altos intereses, entonces los préstamos con ASNEF son tu mejor opción.

¿Cómo invertir el dinero sin generar pérdidas?

El camino más sencillo para tener abundante economía es la constancia y la acción de invertir el dinero procurando siempre evitar gastos excesivos e innecesarios. Debes dar por hecho que una buena estrategia de inversión te generará ingresos incluso mientras duermes. En esta oportunidad te ofrecemos una serie de tips que te ayudará a comenzar a invertir el dinero que tienes y multiplicarlo.

Antes de invertir el dinero

No necesariamente tienes que ser una persona rica o multimillonaria para hacer una inversión de tu dinero; todo lo contrario. Cualquier persona que tenga un ingreso puede realizar una inversión, siempre y cuando se sigan buenos hábitos a nivel de las finanzas y una correcta administración de los bienes y recursos. La guía perfecta para lograr esto es comenzar por el ahorro, pasar por la lectura y optar por la popular tarjeta de crédito.

El ahorro será el primer paso, pues te ayudará a cambiar tus hábitos financieros y realizar una mejor distribución de tu dinero, ya que estarás sumando a tu cuenta de ahorros un porcentaje de dinero que NO deberías tocar.

Luego, encontramos el paso de la lectura, es importante que te informes al máximo sobre cómo se mueve el mundo en torno a las finanzas, cuáles son los créditos más importantes que podrían generar una gran inversión, cuales son las tendencias globales a nivel de negocios.

Por último, debes optar por solicitar una tarjeta de crédito, pues, si ya tienes claro qué es lo que quieres hacer para realizar tu inversión y no cuentas con el dinero en su totalidad, las tarjetas de crédito podrían ayudarte a superar este obstáculo, siempre y cuando el retorno de inversión sea superior con respecto a los gastos que vas a generar. Aunque siempre se ha visto las tarjetas de crédito como un derroche, no es así, todo dependerá de la disciplina y la buena administración del titular de la misma.

Durante el proceso de invertir el dinero

Una vez que comienzas a invertir el dinero que tienes debes investigar qué otras inversiones relacionadas puedes realizar tomando en cuenta tus ingresos actuales.

Por ejemplo, podrías comenzar a vender accesorios para laptop, luego, piezas electrónicas para laptop, hasta llegar al nivel de vender una laptop en su totalidad. Este proceso es el que suelen hacer las empresas cuando comienzan con un emprendimiento y van evolucionando a medida que pasa el tiempo.

Sin embargo, los emprendimientos de inversión no deben ser tomados a la ligera. Necesitas la asesoría de un experto en el área de las finanzas, con resultados demostrables de las asesorías realizadas, y un profesional que pueda garantizar que tu dinero tendrá el mayor rendimiento posible para generar una buena inversión.

¿Es necesario invertir el dinero?

Las inversiones son necesarias si quieres obtener una mejor base económica; sin embargo, no son suficientes. No todo se trata de inversión, también debes tener un correcto manejo de tus gastos y una administración adecuada de tus clientes. Vamos a tomar como ejemplo la educación, si vas a optar por hacer cursos profesionales para obtener nuevos cargos y ampliar tus oportunidades laborales, genial, esa inversión representará un fruto para ti, pero requerirá tiempo y constancia para ver los resultados. Por otra parte, hay otras opciones como la inversión de algunos productos, por lo general financieros que podrían generar intereses y de esta manera podrías usar los mismos para generar una re-inversión.

El único secreto para llegar al éxito durante tu proceso de inversión es la adecuada administración de tus recursos, y el aprovechamiento de los beneficios obtenidos, para así, crear más inversiones. Una buena táctica es utilizar cuentas de ahorro (intocables), e ir añadiendo cierto porcentaje de tus ganancias a medida que pase el tiempo, y con la suma de intereses, obtendrás un buen retorno de inversión.

¿Cómo administrar el dinero que obtengo?

¿Sabías que existe la posibilidad de ahorrar una gran cantidad de dinero cada mes, siempre y cuando sigas una serie de pasos básicos en la administración de tu dinero? En este post responderemos a tu pregunta principal: ¿cómo administrar el dinero que tengo? para que puedas cuidar tus finanzas al máximo, sin perder ni un solo centavo, con nuestras 7 recomendaciones claves para sacar un mayor provecho a tus ingresos y disminuir al máximo tus gastos.

Descubre cómo administrar el dinero

A continuación, te describimos los 7 puntos claves para que aprendas cómo administrar el dinero que tienes:

1. Organiza tu dinero con el calendario

El primer paso será organizar tus finanzas por medio del uso del calendario. Debes anotar las fechas más importantes en las cuales recibirás ingresos monetarios, o realizarás un gasto importante. Además, de ser posible, debes marcar aquellos días tentativos en los cuales obtendrás un ingreso de manera frecuente por cada mes, por ejemplo, el 15 de cada mes. Recuerda que los meses difieren entre sí, y las épocas como diciembre y enero, suelen ser meses donde los gastos son mayores en comparación con los ingresos, mientras que existen otros meses, en los cuales los gastos se minimizan y podría ser tu oportunidad para obtener una mayor cantidad de dinero.

2. Crea presupuestos a tu medida

Si quieres administrar correctamente tus ingresos, debes realizar presupuestos ajustados, es decir, debes evitar en lo posible hacer compras de más. También, debes procurar buscar ofertas y bajar el precio de tu presupuesto al momento de realizar gastos. Si un gasto implica un precio justo, hazlo, pero evita sobrepasar el monto de tu presupuesto, pues de no hacerlo, generarás una pérdida mayor. Otro factor que debes tomar en cuenta, es que al momento de estar ajustado en tus gastos, buscarás formas de administrar mejor tus finanzas y serás más creativo al hacerlo. Por último, podrías optar por buscar una mejor compañía de seguros, cambiar tus prendas de vestir por algunas que sean elegantes, pero al mismo tiempo un poco más económicas, y de esta forma equilibrarás mejor tus gastos.

3. Realiza una categorización de gastos

Una buena opción es crear una tabla para administrar tus gastos y poder definir una categoría en común para cada uno de ellos. De esta manera, resultará más sencillo ver cuáles son tus gastos importantes, y cuáles son los menos relevantes y que puedes ajustar mejor. Debes tomar en cuenta que todo debe ser registrado, en algunas ocasiones al sumar alguna actividad común que hagas diariamente, como por ejemplo, comprar un café, puede ser un gasto acumulativo y relativamente amplio a final de cada mes. En estos casos puntuales puedes optar por hacer el café por ti mismo y de esta forma ese gasto acumulativo creciente será reducido al máximo. Recuerda que los gastos más importantes son los que formen parte de tu salud y tu bienestar, los caprichos y gustos frecuentes pueden esperar si tu objetivo es generar mayores ingresos por un tiempo. A veces se deben hacer sacrificios para estar mejor, y no debes sentir temor por el cambio.

4. Haz una separación de tus cuentas

Las cuentas de ahorros suelen generar intereses a lo largo del mes, mientras que las corrientes no suelen hacerlo. Por ello, debes hacer una separación de tus cuentas, tratando de transferir tu dinero hacia la cuenta de ahorros, y solo extraer ciertos montos y pasarlos a la cuenta corriente a la hora de tener que realizar un gasto, y por consecuente, mantendrás siempre tu cuenta de ahorro con un volumen mayor. Además, las tarjetas de crédito se vuelven un vicio monetario, pues al no tener límites puedes gastar tantas veces como quieras, pero no es la idea, pues la pérdida será mayor si optas por usar tarjetas de crédito. Tu mejor opción es utilizar tus tarjetas de débito de tus cuentas corrientes, y depositar tus ingresos solo en las cuentas de ahorro.

5. Asegúrate de proteger tus dispositivos

Cuando hago referencia a proteger tus dispositivos es porque la mayor parte de tus transacciones comerciales se realizan a través de Internet, y necesitas contar con un antivirus que proteja correctamente tus cuentas bancarias al momento de acceder desde el navegador. Por otra parte, una buena práctica es el uso de VPN’s, que prácticamente consiste en una forma de “cambiar la IP” desde la cual estás accediendo para que de esta manera los hackers desconozcan tu ubicación al momento de realizar tus operaciones. Por otra parte, no solo se trata de usar VPN y un antivirus robusto, también debes procurar tener claves fuertes y difíciles de descifrar, por ejemplo “leoncito” no es para nada una clave segura para una cuenta bancaria.

6. Haz una revisión de tu dinero diariamente

Algunas veces cinco minutos de nuestro tiempo en nuestro día a día son suficientes para echar un vistazo rápido a nuestras cuentas bancarias, y de esta manera hacer seguimiento de nuestras finanzas. Es importante que realices este tipo de monitoreos porque en el tiempo de ahorro e inversión necesitas mantener tus finanzas totalmente seguras sin ningún tipo de anomalías. Además, en esos 5 minutos puedes pedir un balance de los movimientos del día para cada una de tus cuentas, y de esta manera cuentas con un respaldo de tus transacciones comerciales, y al poder exportarlas de manera digital, no tienes que preocuparte por gastos de impresión adicionales.

7. Evita los créditos que sean innecesarios

Una de las claves más importantes en estos pasos para aprender cómo administrar el dinero obtenido son los créditos. Los créditos en situaciones que lo ameriten son muy necesarios, pero en momentos específicos como el ahorro y la reducción de gastos suelen ser un arma de doble filo, pues para nadie es un secreto que los créditos vienen con intereses, y terminarás pagando más de la cuenta. Además, no siempre los créditos son necesarios, solo en situaciones especiales lo serán, y en estos casos debes evitarlos a toda costa. Con una buena distribución de tus gastos y tus ingresos ya no será necesario acudir a los créditos ni mucho menos a los préstamos bancarios, que requieren de una serie de consideraciones a tomar en cuenta para solicitarlos.

Y hasta aquí has obtenido las 7 claves para responder a la interrogante de cómo administrar el dinero que tienes en tu cuenta y empezar a obtener mayor cantidad de beneficios y generar una base monetaria mucho más sólida.

¡Hasta la próxima!

¿Cuáles son los tipos de financiación bancaria?

Cada día es más frecuente el uso de distintos tipos de financiación bancaria, una de las causas podría ser el aumento del número de emprendedores, debido a la necesidad de impulsar el desarrollo de negocios propios, debido a diferentes factores de la economía de los países.  Todos en algún momento soñamos con generar ingresos con nuestra actividad empresarial, lograr cierta libertad financiera y tranquilidad económica.

Hay diferentes situaciones que pueden llevar a querer solicitar alguno de esos tipos de financiación bancaria, ya sea para adquirir algún bien o servicio, iniciar una pequeña empresa, desarrollar la propia marca personal o refinanciar una de deuda ya existente a corto, medio o largo plazo.

Seguro que en algún momento has pensado en solicitar algún tipo de financiación bancaria, para que el dinero no sea un problema para emprender, pero desconoces los elementos que estos pueden implicar. En el siguiente post te hablaremos sobre los principales tipos de financiación bancaria y sus características.

¿Cuáles son los tipos de financiación bancaria?

Hay variedad de tipos de financiación bancaria. A continuación, te nombraremos varios de ellos y sus características principales.

Leasing o Arrendamiento Financiero

Se define como el contrato entre dos partes, en el que el arrendador está cediendo el derecho de uso del bien en un tiempo determinado y comprendido entre las dos partes. A nivel jurídico, el Leasing es considerado como un alquiler. Es tipo de contrato es uno de los más recurridos, esto se debe a que sus intereses no son tan elevados.

Póliza de crédito

Es usada para solventar desfases de liquidez, es decir, por la actividad del circulante a corto plazo. Cabe destacar que es uno de los tipos de financiación bancaria más estrictos en cuanto a sus requisitos. El procedimiento consiste en que, el Banco abre una cuenta con el principal de la financiación a tu nombre o de tu empresa para ser usada en los fines que fue solicitado.

De forma trimestral, se procede a la liquidación de intereses del capital dispuesto y las comisiones, entre ellas por la parte no dispuesta. A su vencimiento, habitualmente de un año, hay que renegociar las condiciones nuevamente con la Entidad Financiera.

El mayor problema que tienen los profesionales y dueños de pymes es que utilicen esa financiación a corto plazo, es decir, de un año, para financiar inversiones permanentes.

Renting

A diferencia del leasing, este no posee la opción de adquirir el activo con el pago de cuotas. Se trata básicamente del alquiler de algún activo por parte del Banco para ser usado para cubrir tu necesidad como autónomo o la de tu empresa. Resulta más costoso que los productos de financiación anteriores, ya que, se debe cubrir todo lo referente a seguros y mantenimiento, entre otros. Por ejemplo, el renting de coches o renting de servicios agrícolas, forestales, ganaderos y pesqueros y servicios contra incendios entre otros.

Descuento de efectos

Este tipo de financiación bancaria consiste en la utilización por parte de la empresa de documentos de cambio o garantía, tales como pagarés y letras de cambio. Es uno de los tipos de financiación bancaria más costosos, debido a que el Banco cobra intereses y comisiones mucho más elevados que en otros instrumentos de financiación.

Estos son algunos de los distintos tipos de financiación bancaria por los que podrías optar en caso de querer financiación para tu empresa o personal. Por otra parte, está el préstamo bancario, el cual es uno de los tipos de financiación bancaria más usados en medianas y pequeñas empresas.

¿Qué es el Préstamo bancario?

Es uno de los tipos de financiación bancaria que se caracteriza por ser generalmente a largo plazo, aunque también podría ser de mediano y corto plazo. Puede ser solicitado tanto por particulares como empresas o afines. Hay diversos tipos de préstamos, pero por lo general pueden ser, tanto hipotecarios como personales. Si los prestamos son con garantía personal, el plazo es de hasta cinco años. Si son con garantía hipotecaria, el plazo se amplía a más de cinco años (ocho o diez, o incluso hasta treinta años o más).

Este instrumento es muy usado por pequeños emprendedores para financiar su actividad económica, dinamizando las ventas y ganar dinero. La clave es que el coste de la financiación bancaria sea menor que la rentabilidad empresarial que se obtiene. Un empujón al principio que le permite al emprendedor, dar impulso a su negocio y en un período de tiempo corto comenzar a recibir ingresos.  Aunque, también es muy solicitado para solventar necesidades de otras índoles tanto empresariales como personales.

¿Cuáles son los tipos de préstamos bancarios?

Cuenta con diversas modalidades, todo dependiendo de la necesidad de tu empresa o el tipo de financiación que estás buscando. Hay distintos tipos de préstamo, pero estos son los más comunes.

Aquí te mencionamos los más usados.

  • Préstamos al consumo. Está entre los tipos de financiación bancaria a corto plazo, son usados generalmente para la adquisición de algún servicio o bien que perdurará en un tiempo medio, puede ser un vehículo, utensilio doméstico, entre otros.
  • Préstamos hipotecarios. Consiste en recibir recursos monetarios por parte del Banco dejando como garantía un inmueble o un bien de considerable valor. Los préstamos hipotecarios son los más usados en casi todo el mundo.
  • Préstamos personales. Son usados para cubrir necesidades de carácter ocasional, tales como eventos por matrimonio, adquisición de algún bien o servicio, vacaciones familiares, entre otros. Para acceder a esto se debe poseer un excelente historial financiero.

¿Cuáles son los tipos de financiación bancaria según su tiempo de vencimiento?

Esta clasificación depende del tiempo que sea designado para la cancelación de la financiación bancaria y estos se catalogan de la siguiente manera.

  • Corto plazo. Por lo general vencen en un año o menos.
  • Mediano plazo. Con un tiempo de vencimiento de aproximadamente entre un año y tres.
  • Largo plazo. Tiene una duración de más de 3 años.

Respecto a la financiación de tu empresa o de algo personal, existen como has visto, distintos tipos de financiación bancaria. Debes de analizar exactamente las necesidades, tipos de interés, tiempo, liquidez etc. de cada tipo de financiación. Así, verás cuál es que mejor se adapta a lo que necesitas. Considerando todos estos factores, tomarás la decisión más acertada y podrás lograr el éxito que deseas.

¿Vas a solicitar financiación bancaria?

La deuda mala es aquella que utilizas para comprar bienes y servicios que representan para ti disfrutar de ocio, diversión o vacaciones. Es el caso de la financiación por viajes, celebraciones familiares, compra de artículos para el hogar.

Consideraciones al solicitar un préstamo rápido

En muchas ocasiones nos vemos en la necesidad de solicitar un préstamo personal o algún crédito, pues, es una solución rápida y a simple vista puede parecer factible. Sin embargo, existen una serie de consideraciones que debes tomar en cuenta antes de solicitar un préstamo rápido, ya que una mala elección del mismo puede generar innumerables consecuencias. Pero no tengas miedo, aquí te ofrecemos una breve guía para evitar a toda costa estas consecuencias.

Consecuencias al solicitar un mal préstamo

A continuación te describiré cuáles son las principales consecuencias que pueden surgir por una mala elección al solicitar un préstamo rápido personal.

Pagos adicionales al crédito

Cuando eliges un préstamo personal y no tomas en cuenta las tasas de interés y las condiciones que establece el crédito, estarás expuesto a pagos adicionales que se irán acumulando y te serán cobrados cuando realices el pago final.

Si bien, para nadie es un secreto que los intereses existen, pero no hay nada peor que por una desinformación o un escaso conocimiento acerca de los créditos, te veas obligado a pagar de más, y no es lo que queremos. Lo ideal es que cuides al máximo tu bolsillo y pagues el interés necesario sin exceder tus expectativas.

Penalizaciones por Buró de Crédito

Otra consecuencia que debes tener presente es que existen entidades financieras, el Buró de Crédito en México, encargadas de hacer regulaciones y leyes para llevar un historial de aquellas personas y empresas que hayan solicitado un préstamo o crédito.

Si te encuentras limitado a realizar el pago de tus créditos en el momento preciso, este percance formará parte de tu historial, y te afectará si en un futuro quieres volver a solicitar un préstamo rápido en línea. Por ello, debes ser muy cuidadoso al momento de elegir un préstamo rápido, pues una mala elección podría dejar un registro histórico que afecte tu futuro.

Experiencia negativa al solicitar un préstamo rápido

Existe una alta probabilidad de que sientas rechazo por solicitar un nuevo crédito si tu primera experiencia fue negativa. Y, aunque para esta vez cuentes con todo lo necesario para solicitar un préstamo rápido, siempre tendrás la duda de si valdrá o no la pena, a raíz de la misma experiencia anterior.

Por ello, es fundamental que antes de solicitar un préstamo online o personal, busques la entidad financiera adecuada, cuyos servicios puedan ofrecerte una mayor seguridad, y una experiencia que realmente te incentive a volver a optar por un préstamo en un futuro.

Y cuando te hablo de servicios, no me refiero solo a las tasas de interés, sino también, hago referencia a la atención al cliente por parte del personal, el establecimiento de las condiciones que formarán parte de tu préstamo, y la seguridad y seriedad que transmita la empresa.

Deudas acumulativas y embargo de bienes

Una de las consecuencias más importantes es el embargo de bienes. Si no cumples con los pagos asociados a los préstamos en un tiempo establecido (dependiendo de la institución y las condiciones que rigen a tu crédito), existe una ley que le permite a la entidad realizar un embargo de tus bienes personales. Esto significa, que tus bienes (por lo general inmuebles) pasarán a formar parte de una “garantía” por si no finalizas con el pago del mismo.

Un embargo es tan delicado, que en casos puntuales podrían dejar a la persona sin casa, carro, e incluso, podría quedar en condición de calle. Este es el motivo por el cual debes tomar en cuenta todas las consideraciones y las consecuencias que pueden surgir por una mala elección al solicitar un préstamo rápido.

Otras opciones que no contemplan los embargos, forman parte de las deudas acumulativas, lo que quiere decir que tendrás que pagar adicionalmente una cantidad considerable a medida que pase el tiempo y no cumplas con los plazos de tus créditos.

Con esto no quiero decirte que no solicites tu préstamo, todo lo contrario, puedes hacerlo, y sin lugar a dudas te puede ayudar como no te lo imaginas, pero siempre, debes procurar elegir la mejor institución financiera que no te repercuta en tu futuro.

Comienza a solicitar un préstamo rápido personal

Ahora que has conocido las principales consecuencias que pueden surgir al momento de solicitar tu crédito, solo queda ofrecerte los pasos para que comiences a solicitar tu préstamo sin interrupciones ni riesgos:

Pasos para solicitar un préstamo personal

1. Búsqueda de institución financiera

El primer paso será buscar la institución financiera, procurando que se encuentre legal y se rija bajo las leyes de tu país. Lo mejor es que los préstamos los realices directamente con la entidad, o al menos con un abogado, pues de lo contrario, los intermediarios no siempre estarán calificados para apoyarte en todo el proceso.

2. Contacta con el Buró de Crédito

El Buró de Crédito es la institución encargada de realizar las regulaciones de préstamos en México. Al contactarlos, podrás obtener mayor información al respecto, y conocer las políticas y condiciones que deberán coincidir en gran medida con los requerimientos de la institución financiera.

3. Lista de tus bienes

Debes hacer una lista de tus bienes para que tengas en cuenta qué tienes bajo tu posesión. También, deberías solicitar en tus cuentas bancarias certificaciones de ingresos y estados de cuenta. De esta forma, podrás analizar mejor tu situación financiera.

4. Reunir los requisitos

Una vez que hayas realizado los pasos anteriores, te solicitarán una serie de documentos que deberás consignar. Verifica que cuentas con todos ellos, y tienes todos los requisitos para solicitar tu préstamo.

5. Inicio del préstamo personal

Ahora, tras mutuo acuerdo con la institución financiera, podrás comenzar tu préstamo. Ten en cuenta que lo ideal es que pagues tus créditos a tiempo para evitar cualquier tipo de penalizaciones y deudas, y generes una grata experiencia financiera tanto para ti como para tu registro histórico de préstamos.

Espero que este post haya sido útil para comenzar con el ciclo de tu experiencia en el mundo de los préstamos, créeme que con buenas decisiones, tendrás una experiencia grata que no te perjudicará en tu futuro. Si te sientes listo, adelante, comienza a solicitar un préstamo rápido personal con la entidad financiera de tu preferencia. También, puedes pasar por nuestro post de los mejores créditos y préstamos para el año 2020, allí encontrarás información de los principales préstamos más solicitados para el año 2020 y por qué son considerados los mejores. Si tienes alguna duda, puedes consultarnos. ¡Estamos para servirte!

Los 5 mejores préstamos personales 2020

En algunas ocasiones nos vemos en la necesidad de obtener dinero de una manera rápida ya que tenemos una deuda que debemos pagar, o simplemente, se ha presentando una emergencia que lo amerita. Y es cierto, existen muchas opciones que puedes tomar para solicitar un crédito rápido y poder solventar tu situación. Aquí te ofrecemos una lista de los mejores préstamos personales para el 2020.
 

¿Cómo puedo solicitar préstamos en México?

Antes de comenzar, considero que es importante señalar en líneas generales cuáles son los requisitos que debes tener para poder comenzar a elegir entre los mejores préstamos personales y solicitar tu crédito en línea.

Dependiendo de la plataforma, algunos créditos o préstamos se pueden realizar de forma inmediata, mientras otros no. Hemos realizado la selección de préstamos con modalidad rápida, claro está, que en algunos casos es posible que necesites chequear tu estado en el Buró de Crédito de México antes de solicitar un préstamo; de lo contrario, podrían ocurrir algunas consecuencias si tu historial de préstamos no se encuentra limpio.

Si quieres comenzar a solicitar tu préstamo tan solo necesitas cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de edad, es decir, tener más de 18 años
  • Contar con un documento de identidad oficial.
  • Tener un comprobante de domicilio
  • Tener titularidad en alguna cuenta bancaria
  • Contar con un correo electrónico activo

Claro está, que estos requisitos dependerán exclusivamente de la institución financiera con la cual realices el acuerdo del préstamo. Algunas entidades también solicitan la consignación de otros documentos como:

  • Clave Única de Registro de Información
  • Número de teléfono celular activo
  • Historial de crédito por parte del Buró de Crédito
  • Perfil en redes sociales como Facebook
  • Constancia de antiguedad laboral
  • Certificación de ingresos
Ahora que tienes una idea de cuáles son los requisitos para empezar a adquirir tu préstamo, te invito a elegir entre las mejores plataformas para solicitar créditos en línea.
 

Mejores préstamos personales 2020

A continuación te ofrecemos los 5 principales préstamos personales para el año 2020:

Citibanamex

Citibanamex es una de las principales opciones para solicitar préstamos en México. Las solicitudes por lo general se realizan el mismo día, y no requiere avales, ni documentos adicionales, tan solo los requisitos generales para solicitar un crédito.

Entre sus principales ventajas encontrarás:

  • Los préstamos pueden ser realizados por usuarios con rango de edad entre los 21 y 79 años. Válido tanto para mexicanos como extranjeros.
  • La tasa de interés anual es de 14%.
  • El costo anual total tiene un promedio de 27,3%.
  • El monto máximo establecido es de 750.000 MXN.
  • Los plazos difieren de 24 a 60 meses.
  • No existe penalización por pagos impuntuales.
  • La duración de activación del préstamo es de 72 horas.
  • Desde el sitio web se puede solicitar el préstamo.

BBVA Bancomer

Bancomer es un servicio para solicitar préstamos personales por medio del banco BBVA de México. Al igual que en el caso anterior, tu préstamo podrá estar activo en un plazo máximo de 72 horas, en función del monto solicitado y tu historial de créditos. Puedes pedir tantos créditos como los necesites de forma simultánea.

En la oferta de Bancomer tenemos:

  • El plazo de edad permitido para la solicitud es de 18 a 83 años.
  • La tasa de interés fija varía desde 25.75% hasta 45.75% sin IVA.
  • El costo anual total estará entre el 34.5% y el 54.5%.
  • El monto mínimo está establecido por 3.000 MXN, mientras el máximo alcanza los 750.000 MXN.
  • Los plazos va de 6 a 72 meses.
  • La modalidad de los pagos fijos puede ser quincenal o mensual.

Santander

El banco Santander es otra de las instituciones bancarias que ofrece líneas de créditos y préstamos personales que pueden ser solicitados a través de su página web.

Entre sus ventajas tenemos:

  • La edad debe estar comprendida entre los 21 y 70 años. En el caso de los clientes que no formen parte del banco, deben solicitar una póliza de seguros.
  • La tasa de interés anual es varía entre 10% y 45%.
  • El costo anual total tiene un valor promedio de 38.7%.
  • Puedes realizar préstamos desde los 10.000 MXN hasta 1000.000 MXN.
  • Los plazos varían desde los 12 hasta los 48 meses.

Kueski

Kueski no es un banco como los tres anteriores, pero sin duda alguna está registrado en el CONDUSEF como una entidad financiera legal que cuenta con todos los requisitos para realizar préstamos y líneas de créditos. También, permite realizar préstamos de forma simultánea.

Entre las ventajas que ofrece se encuentran:

  • Personas de México mayores de 18 años que cuenten con cuenta bancaria.
  • El plazo de activación del préstamo tiene un tiempo máximo de 48 horas.
  • Cuentan con especificaciones donde te explican cuáles son los montos que deberás pagar y la tasa de interés, justo antes de aceptar el crédito.
  • Puedes solicitar préstamos de 1.000 MXN hasta 2.000 MXN.
  • Los plazos se establecen para 30 días.
  • Cuenta con una tasa de interés mensual fija de 35,7 %.
  • Aceptan transferencias o depósitos para realizar los pagos.

Creditea

Creditea es una plataforma que te permite realizar préstamos personales en línea, o realizar solicitudes de créditos inmediatos. Es válido su uso tanto en México como otros países de Europa y América Latina, y es reconocido por ser uno de los mejores préstamos personales para este 2020.

Entre sus ventajas podrás hallar:

  • Los usuarios deben ser mayores a los 21 años y menores a 66 años.
  • El plazo de activación se realiza el mismo día de la solicitud (dependiendo si es laboral)
  • Podrás solicitar préstamos por 5.000 MXN hasta 70.000 MXN.
  • Los plazos se establecen en dos fracciones 15 días y 30 días.
  • Tiene una tasa de interés mensual de 47,3 %.

Determinar si una entidad prestamista es confiable

Para el caso de México, existe una forma de verificar si una entidad financiera que se encarga de realizar servicios de préstamos y créditos en línea es confiable o se encuentra entre los mejores préstamos personales. Para ello debes ingresar en el sitio web de Condusef, y allí encontrarás el Registro de Prestadores de Servicios Financieros.

Pasos para determinar si la entidad está entre los mejores préstamos personales

1. Contacta a la entidad o la agencia

Si ya tienes el contacto de la agencia, tan solo debes obtener su nombre. En el caso que sea un intermediario, el mismo debe ofrecerte su nombre como prestador, o el de la entidad a la cual representa.

2. Ingresa a Condusef

Debes ingresar al siguiente link: http://portal.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp . Es la página oficial de Condusef, allí podrás encontrar todas las instituciones que están registradas de forma legal para realizar préstamos.

3. Seleccionar tipo de entidad

Luego, deberás seleccionar si es una Institución o un Funcionario. En ambos casos deberás seleccionar el sector, la entidad federal en la cual se localiza, y el estado en el que se encuentra (de ser posible, la mejor opción es seleccionar “Autorizada”).

En caso de que la entidad no aparezca allí, es porque seguramente no se rige bajo las leyes de México y no está inscrito como una institución avalada para realizar préstamos. Lo mismo aplica para los funcionarios que no formen parte del registro.

Y hasta aquí has conocido los mejores préstamos personales que podrás encontrar en México si necesitas dinero seguro, rápido y confiable, sin altas tasas de interés, y aprobados por la ley.